Este martes, Vía Pérez dialogó con los concejales Patricio Legrestti y Federico Jolly, sobre temas importantes que en éstos últimos meses salieron a la luz, de manera especial por los reclamos de algunos vecinos y la repercusión mediática que tuvieron en diversos medios de comunicación.

Vacunatorio Vip en Pérez

Para el concejal Patricio Legrestti, el plan de vacunación pedido por el concejal Jolly, se aprobó pero todavía no hubo una devolución de parte del Ejecutivo. “No me consta que haya habido Vacunatorio Vip. Sí sé que la provincia es quien designa los turnos y señala quiénes se vacunan. Los únicos registros que se dieron a conocer es porque hubo denuncias de que había vacunatorios vip en otros lugares. Los registros son privados, salvo que se trate de funcionarios, pero eso no está contemplado en el pedido que hizo el concejal Jolly”.

El concejal Federico Jolly, en cambio, aclaró que el informe que solicitó es para recabar todo tipo de datos en cuanto a la vacunación del COVID-19, el personal que llevó a cabo la misma, los lugares habilitados y procedimiento que se aplicó. “Además le solicité al municipio que informe la cantidad de personas que fueron vacunadas y fechas de las mismas, entre otras cosas. En cuanto a la respuesta del ejecutivo aún no ha llegado y dudo también que respondan porque jamás lo hacen”.

Centro de jubilados en Cabín 9

Legrestti explicó que le llegó información sobre los vecinos que estuvieron sin atenderse durante un tiempo importante y “presencié obviamente discusiones en el Concejo desde el oficialismo y con el concejal Jolly. Para Jolly es una cuestión política, pero a mí no me consta que sea así, como tampoco niego que pueda llegar a ser así. No puede haber una utilización de las instituciones de forma partidaria”.

El edil comentó que en el centro de jubilados, en la campaña pasada, había un cartel del concejal Jolly, y que prácticamente lo usaban de básica. “Eso no se debe hacer, como tampoco se tienen que hacer cosas por cuestiones políticas perjudicando a la gente. No está bien dejar sin médico de cabecera al centro de jubilados por una cuestión política, en el caso que eso hubiera sucedido” .

Legresti dijo que el error principal es que las instituciones no tienen que ser partidarizadas porque no le hace bien a nadie. “Hace varios años, le pasó al oficialismo actual algo similar con otras instituciones que no viene al caso ahora nombrar, fue algo que pasó y se supo, pero no es la mejor manera”, puntualizó.

Los jubilados siguen esperando un médico de cabecera (La Capital)

Jolly quiso aclarar de modo puntual que, según el Intendente, el mismo presidente Alberto Fernández es quién quiere que Pami como organismo empiece a articularse con el sistema público de salud y por eso se pidió un lugar físico para reactivar un médico de cabecera.

“Lo que hicieron con los abuelos en el centro de jubilados es una vergüenza. Todo por no ser una institución a fin al gobierno oficialista. Las mismas autoridades del Pami le manifestaron a los abuelos que las causas eran políticas y no podían creer cómo se manejaban de esa manera en plena pandemia”, aclaró.

El funcionario destacó que el Centro de Jubilados fue la primer institución que llevó beneficios a los abuelos en el barrio y desde el municipio, en vez de acompañarlos, siempre le pusieron trabas. “Hasta los intimaron a cobrarle el DREI, cuando las asociaciones civiles por ordenanza están exentas al pago. Intento siempre pensar bien de la gente pero en este caso me resulta imposible. A esta institución la han perjudicada culpa mía porque fui uno de los fundadores de la misma junto a los abuelos y eso no a todos deja contentos”, puntualizó. El edil sacó su propia conclusión: “uno de los mejores lugares que contenía a los abuelos fue castigado por culpa de la política”.

“Hubo un montón de abuelos que durante ocho meses estuvieron sin un médico que los atendiera. En boca de un mentiroso todo lo cierto se vuelve dudoso, es una frase que se repite cuando una persona no está acostumbrada a decir verdades y paradójicamente puede parecer este caso”, expresó Jolly.

El edil quiso dejar en evidencia lo que quizá otros no se atreven a decir: “lo que nadie cuenta es que había un solo médico atendiendo a más de 800 abuelos y desde enero de 2020, previo a la pandemia, hubo otro médico clínico, prestador de servicios del Pami, que quiso atender en la institución para cubrir las necesidades y jamás el Pami dio el visto bueno”, sentenció.

“Lo que parecía burocracia estatal, se convirtió en política y agravada la pandemia, se enfermó de coronavirus el único médico que atendía a los abuelos, y tuvo severas secuelas. Es decir que no pudo atender a los abuelos hasta el 28 de noviembre de 2020, por todas las complicaciones que trajo su enfermedad. Desde ese entonces los abuelos del Centro de Jubilados vienen reclamando a las autoridades que tengan consideración en su problemática institucional y no han tenido respuestas”.

Reparto de agua a las personas más vulnerables de Cabín 9

Según varios vecinos no se están repartiendo bidones de agua en los domicilios a todos los que realmente lo necesitan, sin embargo el intendente explicó en el programa de radio La 9 de Pérez, que el Municipio se rige por los registros de desarrollo social y de jubilados del Pami y nunca se dejó de entregar ese agua desde que inició la pandemia. Legrestti opinó al respecto: “no me llegaron reclamos y es probable que no estén contemplados todos los jubilados. Coincido que hay que acercar esas posibilidades a quien no pueda buscarlo hasta que la solución definitiva esté. La única solución es el acueducto y falta una etapa que el Gobernador Perotti lo tiene frenado porque está licitado desde febrero del 2019″, aclaró.

Un concejal solicitó un informe al Municipio sobre el estado de este servicio básico. (Gabriela Silva)

El tema del agua es un problema histórico que tuvo una nueva repercusión mediática cuando vecinos autoconvocados y miembros de una Ong denunciaron nuevas restricciones en la prestación del servicio. Jolly opinó sobre este tema: “a los usuarios se les exigía que llevaran determinados envases y al que no llevaba determinado recipiente, no lo dejaban retirar el agua. Eso llevó a que muchos vecinos manifestaran su malestar y obviamente solicité un nuevo pedido de informe en el concejo que nunca fue contestado. El resto de lo que se dice son discursos engañosos para evadir la verdad”.

Museo ferroviario

Legrestti opinó sobre este tema, que no está bien explicado por el oficialismo y por eso la mayoría de la sociedad no lo sabe. “hay fondos que son específicos para algunas cuestiones, por ejemplo, se repite lo que fue en la gestión de Ramírez el anfiteatro y esa situación también fue rechazada. Hay que entender que esos fondos son específicos para esas cosas y no se pueden usar para otras que quizá son más prioritarias. Si no se destina ese dinero para algo en la ciudad, se destina en otra localidad”. Legrestti tuvo la posibilidad de conocer un proyecto presentado por Ferroclub que es muy similar a lo que se va a armar ahora en Pérez. “Puede traer muchos beneficios porque pondrá en la agenda turística a nuestra ciudad”. Legrestti manifestó estar de acuerdo, mas allá de las críticas que son entendibles en la gente.

Para Jolly, toda obra que llegue a nuestra comunidad debe ser bien recibida siempre. " Me sumo a esa obra, solo que a mi personalmente me hubiera gustado que el estado invierta en la reapertura de los talleres ferroviarios y no en un museo que da la sensación de nostalgia y recuerdo de un taller que debería estar vivo y no muerto, como tiende a recordarlo la construcción del mismo”, dijo con firmeza.