Este sábado por la tarde se realizó la entronización de la imagen del Santo Cura Brochero, en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen. Previamente se realizó un retiro en el salón Parroquial y a las 19.00 horas se celebró la misa dominical, previa entronización de la imagen del también llamado “cura gaucho”.

El cura Brochero asistió a los enfermos de la epidemia de cólera que azotó en 1867 a la ciudad de Córdoba. El 24 de diciembre de 1869 deja la capital provincial y se hace cargo del curato de San Alberto, hoy conocido como el valle de Traslasierra, en la localidad de Villa del Tránsito. El cura gaucho hizo suyas las necesidades de la gente. Construyó con sus propias manos y la colaboración de los feligreses, iglesias y capillas, además levantó escuelas y abrió caminos entre las montañas.

Realizó una gran labor espiritual, llevó a hombres y mujeres a Córdoba, para hacer los Ejercicios Espirituales y recorría unos 200 kilómetros a través de las sierras. El recorrido le llevaba tres días a lomo de mula y las caravanas superaban las quinientas personas. Con su silencio, oración y penitencia, sus feligreses cambiaban de vida.

La imagen del Santo Cura Brochero fue colocada en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen (Facebook)

Al llegar a la vejez el cura Brochero enfermó de lepra, por haber compartido el mate y permanecer con los enfermos. Quedó sordo y ciego. Murió el 26 de enero de 1914, junto a su pueblo. Fue declarado venerable por el papa Juan Pablo II en 2004, y canonizado el 16 de octubre de 2016, en una celebración presidida por el Papa Francisco.