El primer fin de semana del año generó un gran movimiento de personas que buscaron lugares al aire libre para disfrutar del sol y el calor. Pese a la emergencia sanitaria por coronavirus, se pudo ver gran aglomeración de personas sobre todo en las zonas costeras.

En este marco, hubo una escena que generó indignación en la capital entrerriana no solo por la falta de cumplimiento a las medidas de covid sino por la irresponsabilidad del hecho. Más de 25 jóvenes se embarcaron en un yate para cruzar a Isla Bonita desde el Club Náutico de Paraná, pero el notable exceso de peso hizo hundir la embarcación y el agua comenzó a ingresar por la popa.

En las imágenes compartidas por PHM se puede ver como el yate casi naufraga en aguas del Paraná con jóvenes parados y colgados, en algunos casos, en diferentes sectores de la embarcación. Si bien Prefectura había dispuesto que las embarcaciones ocupen solo el 50 por ciento de su capacidad, atendiendo al protocolo sanitario, en este caso la medida no se cumplió como así tampoco el uso de tapabocas y la distancia social.

El hecho ocurrió el domingo y quedó registrado en imágenes.