Indican que los niveles del río Paraná se mantendrán altos hasta otoño

Por la corriente de “El Niño” que está prevista que dure todo el verano, en la capital provincial el caudal permanecerá en medidas elevadas, pero dentro de los parámetros de evacuación.

El río Paraná marcó este martes una altura de 5,10 metros
El río Paraná marcó este martes una altura de 5,10 metros Foto: Urgente 24

El fenómeno de “El Niño” se hace sentir en la Región Litoral. Entre Ríos junto a jurisdicciones vecinas transitan una situación hídrica de atención máxima de cómo se comportan los ríos y cómo afecta la crecida en las zonas aledañas a los distintos caudales.

En la provincia, el río Paraná continúa en subida y las lluvias no están previstas que cesen, al menos hasta inicios del otoño en donde las precipitaciones se normalizarían.

En el puerto de Paraná, según Prefectura Naval Argentina, este martes el caudal alcanzó la altura de 5,10 metros, lo que implica un nivel de Evacuación Baja. Por otra parte, el Servicio Meteorológico Nacional en su pronóstico extendido prevé para la capital entrerriana un cronograma de cinco días de lluvias para el miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo, así como también estima que en la tarde-noche del próximo lunes podrían volver las precipitaciones.

Se va a mantener en niveles de aguas altas porque la presencia de ‘El Niño’ se va a extender hasta principios del otoño, según las perspectivas a nivel global. Serán como pequeños picos de crecidas y los niveles altos se van a mantener. No serán crecientes como hemos tenido otros años, como la del 1983 que fue muy perjudicial, son aguas altas pero dentro del nivel de evacuación”, explicó la jefa de la División de Aguas Superficiales de la Dirección de Hidráulica de la Provincia, Mónica García.

En una entrevista concedida al medio local El Once, la funcionaria llevó tranquilidad al comentar que “el pico ya lo superamos, que fue de 5,16 metros y estamos en una pequeña fase de descenso, con la ayuda de que en las nacientes del río Paraná y el río Uruguay no se esperan lluvias significativas por lo menos dentro de los próximos 7 días y vamos a tener un descenso constante”.

Cabe aclarar que las nacientes del río Paraná y Uruguay tienen su ubicación en Brasil, por lo que las precipitaciones previstas para esta semana en la capital provincial no influirá directamente en la altura del caudal, o bien, no lo hará en la misma medida que las tormentas que surjan en las respectivas zonas de inicio del afluente en el vecino país.

En tal sentido, comentó que “se espera un cumulo de lluvias que puede ser entre miércoles y jueves, que haría que se mantengan los niveles de aguas altas”. Es decir, que no tendrían un gran impacto de crecida más que sostener el nivel elevado del caudal.

También advirtió sobre los riesgos del ingreso al agua en los balnearios que no están habilitados. Esto se debe, según contó, a que “las corrientes y caudales son muy fuertes y se desconocen los lugares donde se pueden producir socavones que pueden ser fatales para el que se incursiona a nadar en el río”.

Según García, la situación del río Uruguay es similar a la del Paraná ya que “también está en aguas altas, mantiene el nivel de evacuación, pero con pequeños descensos y la erogación tanto de Salto Grande como de Yacyretá han bajado y se mantienen los valores de erogación en los niveles medios – normales”.

En Concordia, este afluente marcó un ascenso en el último registro de Prefectura que fue de 9,36 metros. Los niveles de alerta y evacuación en esa ciudad marcan 11 y 12,50 metros, respectivamente.

Asimismo, la funcionaria consideró que la crecida de los caudales beneficia a un ecosistema perjudicado por dos años de una sequía histórica en la región ya que “la parte de los cursos interiores estaban secos y esto recupera la biodiversidad que es tan importante para nuestro litoral”.

Temas Relacionados