Se conoció una carta que el Papa Francisco le envió a la Presidenta del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos, Susana Medina en donde destaca el accionar del Poder para facilitar el acceso a la justicia a personas vulnerables en la provincia.

Allí el Papa expresa: “una de las definiciones de Justicia refiere al hecho de dar a cada uno lo que es debido. En esa línea, hacer que los tribunales seac accesibles a los mas vulnerables, facilitándoles l a posibilidad de reclamar sus derechos y quitando todos los obstáculos que les impide vivir con dignidad, concediéndoles las mismas posibilidades que a cualquier otro ciudadano, es admirable”, exprea en la misma Francisco desde Roma.

En este mismo sentido añadió: “imagino que cuando empezó, allá por el año 2004, habrá encontrado muchas dificultades. Pero cuando se dejan de lado los intereses particulares y la comodidad, no hay nada que frene el deseo de hacer el bien”.

“¡Adelante! Le auguro un fecundo tiempo. Rezo por sus intenciones y por la labor que realiza, así como por las intenciones de todos los que la acompañan en la tarea”, enfatiza el Papa.

Y agrega: “Que Jesús Resucitado los bendiga, y la Virgen Santa los cuide. Y por favor, no dejen de rezar por mí. Fraternalmente, Francisco”, concluye el texto enviado desde el Vaticano a los Tribunales de Paraná.

De qué se trata el programa

El programa implementado en 2004 se llama “La Justicia va a los barrios” y es una iniciativa del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, impulsada por su actual presidenta, Susana Medina, quien luego solicitó que sea una política permanente del Poder Judicial.

El objetivo es poder acercar el servicio de la justicia a los ciudadanos y tratar de resolver, cerca, en el barrio, sus preocupaciones, necesidades y temas de competencia judicial. Para esto se pone a disposición jueces, fiscales, defensores y profesionales de equipos interdisciplinarios que atienden a los vecinos y a las vecinas en su barrio.