Autoridades del Instituto Becario de la provincia de Entre Ríos, llegaron a la ciudad para presentar el programa “Puente al trabajo” que permitirá realizar prácticas profesionales en distintas empresas, a jóvenes avanzados del secundario y los niveles de estudio superior y universitario.

En el salón de Sesiones del Concejo Deliberante, ante empresarios y autoridades municipales, se presentó un nuevo programa que permitirá mejorar la capacitación, el aprendizaje, y la inserción laboral de jóvenes entrerrianas y entrerrianos. En este caso Sebastián Bertoli, Director Ejecutivo del Instituto Becario, llegó hasta Concepción del Uruguay junto a su equipo de trabajo y fue recibido por el intendente Martín Oliva, concejales, funcionarios y empresarios locales y de esta manera, presentar las características del programa.

Objetivos del programa

El programa “Puente al Trabajo” se trata de una propuesta del Instituto Becario que apunta a generar una relación sinérgica entre el Instituto Becario y el sector privado e industrial de la provincia de Entre Ríos, con el objetivo de trabajar de manera conjunta en la implementación de un programa de servicios de prácticas profesionales.

El programa es destinado a estudiantes avanzados de nivel secundario técnico y nivel superior que deseen tener una primera aproximación al mercado laboral, mejorando sus oportunidades y opciones de empleo a mediano y largo plazo. “De esta manera, intentaremos fortalecer el vínculo entre el Estado y el sector privado generando oportunidades de empleo para nuestros jóvenes, a la vez que se robustecen las capacidades productivas de las empresas entrerrianas, reforzando al mismo tiempo su perfil agroindustrial y tecnológico” explicaron durante la presentación realizada el pasado jueves.

Además esta nueva propuesta, apunta a contribuir a la formación académica y ocupacional de estudiantes de Nivel secundario (técnico) y Nivel Superior (tanto terciario como universitario); a promover la inserción laboral de estos estudiantes en el marco de una práctica profesional rentada y; a priorizar que el estudiante-practicante pueda, a través de esta práctica profesional, adquirir las herramientas necesarias que le permitan poner en práctica lo aprendido durante su etapa de formación académica, entre otros aspectos.