Hace 50 años un entrerriano marcaba un nuevo hito en la historia mundial de la medicina. Se trata del cardiocirujano Domingo Santo Liotta, oriundo de la localidad de Diamante, quien junto a su socio estadounidense Denton Cooley, crearon la técnica del trasplante de corazón artificial.

El primer trasplante, que tuvo lugar un 4 de abril de 1969, resultó exitoso en una operación que se realizó en un hospital de Texas y que marcó un "hito" en la cirugía cardiovascular, informó Clarín. En relación a ese momento, el entrerriano Liotta hace memoria y expresa: "Lo recuerdo y lo vivo al día de hoy con alegría, considero que fue un antes y un después en la medicina y me siento parte de la historia".

El corazón lo recibió Haskell Karp, de 47 años de edad; un paciente muy afectado por una insuficiencia cardíaca y que ya había sufrido varios infartos por lo que fue operado en el Texas Herat Institute de Houston.

Al respecto, Liotta, que también fue secretario de Ciencia y Tecnología durante el gobierno de Carlos Menem, cuenta: "De ese momento recuerdo que no teníamos miedo ni estábamos inseguros. Hacía diez años que veníamos investigando y ensayando. Cuando finalmente tuvimos la oportunidad lo hicimos y salió todo como esperábamos. Fue un éxito".

Domingo Santo Liotta reside en su Diamante natal

Detalles de la intervención
​Ese primer corazón artificial, trasplantado por el entrerriano junto a su socio, estuvo activo en el paciente durante cinco días, hasta que fue operado nuevamente, pero esta vez con un corazón real de una mujer donante: "Cumplió con el desafío que teníamos de que ese hombre sobreviviera hasta la llegada del nuevo corazón", recordó Liotta.

En la misma época que Liotta y Cooley lograron utilizar con éxito un corazón artificial, se realizó el primer trasplante de corazón en Estados Unidos y el médico argentino René Favaloro hizo la primera operación de bypass, lo que significó una "revolución" para la cirugía cardiovascular.

El entrerriano Liotta
El diamantino Domingo Santo Liotta operó hasta el 2006, fue profesor y se desempeña como vicerrector emérito de la Universidad de Morón.
Además de ser médico sanitarista, en 1973 asumió como secretario de Salud durante el tercer gobierno de Perón y fue el autor de la ley 20.748, que creó el Sistema Nacional de Salud Pública.

Liotta cursó sus estudios primarios en la escuela Independencia de Diamante, y los secundarios en el histórico Colegio Superior del Uruguay Justo José de Urquiza, de Concepción del Uruguay. En 1943 empezó a estudiar medicina en la Universidad Nacional de Córdoba, gracias a las becas que el Gobierno de Juan Domingo Perón otorgaba a los jóvenes para aumentar la producción de profesionales para el país.