En las primeras horas de la jornada los ciudadanos paranaenses se vieron sorprendidos por la medida. Los choferes exigen pagos adeudados y condiciones de salubridad.


La mañana de miércoles comenzó con un paro sorpresivo de colectivos en la capital provincial. Los choferes decidieron a través de una asamblea no salir a hacer los recorridos como medida de protesta para exigir pagos adeudados y condiciones de salubridad frente a la situación general de Coronavirus. La medida es por tiempo indeterminado. 

Según pudo saber EntreMedios, Juan Carlos Dittler, secretario General de UTA, indicó: “estamos esperando que la empresa tome los recaudos necesarios, como poner acrílicos para aislar un poco al trabajador y que este a resguardo. No estamos tomando con seriedad el tema de la pandemia, ojalá que no nos afecte. El gobierno hubiera tenido que determinar que todos nos quedemos en casa”.

​Respecto al reclamo por los pagos adeudados, Dittler detalló que aún les deben los días del paro y 4000 pesos que tenían que pagar el 29 de febrero por un reajuste de diciembre. “Además hay una segunda cuota, también de 4000 pesos que se vence pasado mañana”, indicó. 




Comentarios