La referente de la Izquierda, Nadia Burgos, fue quien denunció "abuso de autoridad por parte de la Policía de Entre Ríos". Fue luego de que un grupo de personas intentara impedir la detención de dos jóvenes.


Nadia Burgos, referente del movimiento de Izquierda, denunció “abuso de autoridad por parte de la Policía de Entre Ríos”, luego de que un grupo de personas intentara impedir la detención de dos jóvenes en inmediaciones de la Feria de Salta y Nogoyá de Paraná. 

Los hechos
Según informó Elonce, Burgos expresó que “Una vez más nos tocó presenciar abuso de autoridad por parte de la Policía de Entre Ríos. Mega operativo para averiguar antecedentes de dos personas que tras ser golpeadas y trasladadas dejaron en libertad”. 

En el mismo sentido, la dirigente agregó además que el accionar fue llevado adelante por policías sin identificación y sin orden judicial. “Este accionar de la policía no puede seguir avalándose, y el control social es crucial para que no pase más. Por eso intentamos hacer la denuncia y por eso no nos vamos a quedar callades ante estos hechos”, denunciò públicamente.

Respecto a la denuncia, Burgos explicó que no pudieron realizarla porque no son familiares ni víctimas directas; “Sabemos que están en libertad pero no como están porque nadie nos quiso informar a donde los trasladaron”, manifestó respecto a los jóvenes.

La versión policial
Por parte de la Policía de Entre Ríos, el subjefe Departamental Raúl Menescardi explicó en relación a los hechos que “a una persona le habían sustraído una prenda de vestir. El autor lo dejó en otro local, cuyo dueño la devolvió a su propietario. Fue así que el autor del ilícito regresó al lugar y le aplicó un golpe al comerciante que había devuelto la ropa“. 

Ante esta situación, la Policía detuvo a una pareja conformada por un mayor de 21 años y una joven de 17. En ese momento, “un grupo de unas 15 personas, la mayoría mujeres trata de impedir el operativo policial. No se pudo seguir trabajando en el lugar por la cantidad de gente que se acercó al personal profiriendo insultos, pese a que se estaba actuado como lo había mandado la Fiscalía”, afirmó Menescardi.

Tras el procedimiento, se trasladó a la joven a Minoridad y el mayor quedó supeditado a la causa. Por su parte, los dos comerciantes, tanto quien sufrió el robo como quien padeció el golpe en el rostro realizaron la denuncia en Comisaría Octava.




Comentarios