Al joven de Paraná se le había caído un poste de luz sobre su espalda, fue intervenido quirúrgicamente este viernes. "Estamos cansados, es el único hijo que tengo pero Dios nos va a ayudar", expresó su madre.


Exequiel Holzhacker, el joven de Paraná al que se le cayó un poste de luz sobre su espalda, fue intervenido quirúrgicamente este viernes en el Hospital San Martín. La operación salió bien y se están transitando las 48hs posteriores que resultan cruciales; familiares y amigos pieden rezar para acompañarlo en este momento.

En declaraciones a ElonceTv, su madre expresó que “en este momento se encuentra estable. Estuvo seis horas en cirugía y fue una operación muy complicada. Gracias a Dios está estable en este momento. Pudo haber pasado cualquier cosa pero tuvimos la ayuda de Dios, de los médicos a quienes estamos muy agradecidos porque nos atendieron con mucha humanidad”.

La madre del joven agradeció además el acompañamiento de familiares, amigos y de mucha gente que no conocen pero que se acercó y mandan mensajes. Incluso contó que a la convocatoria de donación de sangre que habían solicitado se presentaron 60 personas lo que superó ampliamente lo requerido.

Estamos cansados, destruidos, es el único hijo que tengo pero Dios nos va a ayudar. Agradezco a todos, mil gracias. Vamos a seguir orando por él”, expresó también la madre de Exequiel.

Accidente
Se supo que al momento del accidente, Exequiel estaba ayudando a unos amigos en el refugio de animales que está por la zona de Acceso Norte. Habían clavado seis o siete postes y cuando estaban poniendo el último se resbala el poste, no pudieron sostenerlo y cayó sobre el cuerpo del joven. 




Comentarios