Tras la agresión que sufrió el funcionario de la capital entrerriana, la dirigente de la Juventud Radical confirmó que aguardan la operación de su padre.


Tras el ataque que sufrió el intendente de Paraná, Sergio Varisco, habló este miércoles su hija Lucía, dirigente de la Juventud Radical y agradeció el apoyo que le brindaron a su padre tras confirmarse que producto de los golpes padece fractura de cadera.

“Gracias a Dios mi papá está bien, está estable con buen ánimo y súper lúcido”, afirmó la joven, que reconoció que aún aguardan la operación que le realizarán al funcionario de la capital entrerriana.

Por otra parte, Lucía Varisco agradeció “el acompañamiento, los mensajes y llamadas, la fuerza que nos trasmitieron dirigentes políticos de todos los sectores, la ciudadanía en general”, según informó El Once.

“Prácticamente no tiene dolor. Ya firmó expedientes, miró televisión y pidió algunos libros. El estar unidos nos hace muy bien para pasar estos momentos que no son lindos”, remarcó la dirigente de la Juventud Radical.

Con respecto al accionar de los tres imputados por los golpes a su padre, disparó contra “la intolerancia de estos sujetos, algo demás repudiable porque no hay motivos para semejante agresión”.

“No terminé de ver los videos porque no me pareció para nada grato. Escuché esa versión por comentarios pero la verdad es que no lo conozco. Y te llena de bronca pero cuando está en juego la salud, eso está en otro plano”, afirmó Lucía tras ser nombrada por uno de los agresores.

Lucía Varisco en diálogo con los medios de Paraná (El Once).

Tras viralizarse que Sergio Varisco podría tomarse licencia tras la agresión, su hija aclaró que, “para despejar dudas”, el funcionario no tiene la intención de suspender su actividad y “tampoco su salud lo requirió”.




Comentarios