El último lunes se conoció sobre una posible picadura de “aguas vivas” a una niña en un arroyo de Colonia Aurora, se trata de una especie de medusa que puede habitar en afluentes de agua dulce, pero que son muy extrañas y además, no son nativas en la zona.

El hecho que puso en alerta a los que ahora se encuentran investigando, ocurrió en el arroyo El Saltiño, donde una niña terminó con ronchas y erupciones en la piel. La menor fue llevada inmediatamente al hospital local.

Inusual aparición de “aguas vivas” en un arroyo de Colonia Aurora. Foto: Misiones Online

La pequeña presentaba ronchas en los brazos y piernas, por lo que una de las primeras hipótesis apuntaba a que se trataba de algo que comió o a la exposición al sol.

Sin embargo, la madre recordó que había encontraron “unas cosas” en el mencionado arroyo y que sospechaba que eso podría haber picado a la niña. Ante esta situación la pequeña debió ser derivada al Samic de Oberá.

Según se supo, existen otros tres casos similares en la zona, y los vecinos del lugar aseguran que en el arroyo hay una gran cantidad de “aguas vivas”.

Desde el hospital de Oberá se comunicaron con Zoonosis del Ministerio de Salud e investigadores del Conicet para comentar lo ocurrido y a raíz de esto se tomaron muestras para investigar, dado que esta aparición es muy poco frecuente ya que las medusas habitualmente son de agua salada y si bien hay dos géneros de medusa de agua dulce, no son nativas.