Un efectivo denunció el hecho tras detectar el faltante de ocho vehículos.


Este jueves por la mañana, efectivos de Gendarmería desplegaron seis allanamientos en Capioví, en la comisaría local, el domicilio particular de un comisario y un taller mecánico de barrio Borgmann. El operativo se dio por la denuncia de robos y reducción a auto y motopartes de vehículos secuestrados en dicha dependencia.

A principios del mes de agosto, un integrante de la seccional recurrió a sus autoridades máximas en Jefatura de Policía para dar a conocer el faltante de los elementos bajo custodia. Este oficial se habría negado a asumir un turno de guardia en el predio donde se guardan motocicletas secuestradas, ya que detectó el faltante de ocho vehículos.

El hombre apuntó como el principal sospechoso, al comisario de la dependencia, Luis Salazar. Por ello, bajo la supervisión y determinaciones del juez de Instrucción de Puerto Rico, Leonardo Manuel Balanda Gómez, intervino Gendarmería Nacional. 

Durante la mañana y mediodía de este jueves fueron ordenados seis procedimientos, uno en el barrio Municipal de Capioví donde el comisario involucrado reside, es la vivienda de servicio que dispone la Unidad Regional 4. También fue allanada la comisaría y un taller mecánico.




Comentarios