Decidió romper el silencio y exponer el caso públicamente, ya que todavía no la llamaron a declarar en la causa.


Una joven de 24 años denunció el año pasado, que cuando era niña cantaba en una banda en la cual su padre era el tecladista, y el abusaba de ella luego de los shows desde los 8 hasta los 14 años. La denuncia fue efectuada el 4 de abril del año pasado ante la Comisaría de la Mujer de la localidad de Jardín América.

“Lo que más tristeza me da es que anda por la vida como si nada, como si fuera una gran persona y no pague el daño que hizo. Mi papá me arruinó la vida, porque lo que me hizo no se me borra más”, comentó la víctima, hoy de 24 años, en diálogo con El Territorio.

Según indicó la joven, el mismo reconoció que está enfermo y que necesitaba ayuda. Por ello, tiene miedo que el hombre busque satisfacer esa necesidad oculta y que vuelva a lastimar a alguien más.

A los 14 años le contó a su madre y la mujer no le brindó la contención que esperaba. Actualmente, lamenta que la causa judicial fuera tan lenta y por ello decidió romper el silencio y exponer el caso públicamente, ya que todavía no la llamaron a declarar.

La denuncia inicial quedó en manos del Juzgado de Instrucción Dos de Jardín América, pero como los hechos ocurrieron antes de la creación de esta dependencia judicial, se declaró la incompetencia y la causa fue remitida al Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico.




Comentarios