Las denuncias recibidas por casos de violencia familiar en el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio se han multiplicado en Oberá. Por ello, diferentes organizaciones trabajan en red para brindar asistencia a las víctimas. La dirección de Desarrollo Humano del municipio, trabaja en conjunto con la Línea 137, la Policía de la Mujer y Salud Pública. […]


Las denuncias recibidas por casos de violencia familiar en el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio se han multiplicado en Oberá. Por ello, diferentes organizaciones trabajan en red para brindar asistencia a las víctimas.

La dirección de Desarrollo Humano del municipio, trabaja en conjunto con la Línea 137, la Policía de la Mujer y Salud Pública. “Tratamos de armar redes de contención de la mejor forma posible. Lamentablemente en este contexto se incrementaron los casos. Buscamos herramientas para ayudar, escuchar y dar respuestas”, indicó Betiana Avancini directora de Desarrollo Humano.

Entre las acciones que se realizan, brindan talleres para trabajar con los padres en la crianza saludable de los niños. Se realiza a través de turnos con padres y la idea es que una vez que pase esta situación puedan llegar con atención a todos los barrios Ante casos de violencia, se sugiere comunicarse con la Línea 137 o con la dependencia policial más cercana. De esa forma se asegura una atención directa para no dejar pasar el momento y que surjan aún más casos en los hogares de la ciudad. También hay un número de WhatsApp (3764-249224) para que se puedan comunicar desde cualquier punto de la provincia bajo identidad reservada.

“Es triste decirlo, pero los episodios han aumentado exponencialmente. Por eso reforzamos la atención, para que las personas que padecen de hechos de violencia encuentren ayuda”, señalaron.




Comentarios