El grupo solicitó una reunión con la policía, Cooperativa Eléctrica y la Defensora del Pueblo.


Un grupo de vecinos del barrio Kindgren de la ciudad de Oberá, elevaron su preocupación ante los constantes hechos de inseguridad en la zona. “Estamos pasando un mal momento nuestro barrio, pero también en Oberá, el tema de la inseguridad nos está preocupado un montón, la verdad que los vecinos están muy molestos, la idea es que los policías hagan más patrullaje, policías caminando, para que el vecino esté mejor”, explicó a El Territorio el presidente de la comisión barrial, Carlos Acuña.

Ante los robos de forma reiterada y la falta de iluminación en la plaza del barrio, el grupo solicitó una reunión con la policía, Cooperativa Eléctrica y la Defensora del Pueblo. “Le pedimos a la Defensora del Pueblo (Patricia Nittmann) que eleve una nota, de todo lo que se habló acá para que vuelque al municipio y también a los vecinos de lo que necesitamos”, indicó Acuña.

En la reunión faltó la presencia de funcionarios de la Municipalidad de Oberá, quienes no estuvieron presentes a pesar de haber sido invitados. Además, un grupo de vecinos realizó podas en sus árboles y luego  funcionarios del estado local se acercaron al lugar y les cobraron multas, lo cual desató más indignación en los vecinos.




Comentarios