Ahora adquirió mil caños que serán utilizados en los nuevos trabajos.


La Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO) sigue invirtiendo recursos propios para brindar un mejor servicio. Este jueves dos camiones llegaron a la Planta Potabilizadora de la CELO para descargar un total de 1000 caños que se utilizarán para la realización de nuevos trabajos de ampliación de red de agua potable en la ciudad.

“Destinamos el aporte de los socios en una nueva compra de materiales que posibilitarán la llegada de agua pura y apta para el consumo a cada vez más hogares, beneficiando a vecinos de los distintos barrios de la ciudad que actualmente no tienen acceso a la red”, dijo el presidente de la CELO, Pedro “Pilo” Andersson en Meridiano 55.

En total son 1000 caños y miden 6 metros cada uno, es decir que se logró la compra de unos 6000 metros de nuevas cañerías PVC junta elástica 75 milímetros.

Esta es la tercera compra de similares características que realiza la actual gestión del Consejo Administrativo de la cooperativa, reafirmando así el compromiso de que más hogares de la ciudad cuenten con una red que les provea del líquido vital.




Comentarios