Desde la municipalidad admitieron que preocupa la caída de la recaudación.


El gobierno municipal de Oberá analiza la situación económica con sueldos que se pagan en parte con ahorros y negocios que cierran sus puertas y en consecuencia acentúa la baja recaudatoria. Según el Secretario de Finanzas de la Municipalidad de Oberá, Javier Carísimo, ya cerraron 16 negocios en 2 semanas.

“Es una época compleja para todos, buena parte recaudatoria que surja de la parte privada va al estado y cuando baja su recaudación también nos afecta. Es preocupante que en en las últimas dos semanas, 16 negocios presentaron expedientes de baja en trámite es decir, cerraron oficialmente sus puertas, probablemente haya más, pero no dan de baja en el Municipalidad. Hablamos de gimnasios, despensas, marroquinería, transportes escolares, entre otros rubros”, señaló al Aire de Integración.

Respecto a la recaudación municipal sostuvo que “está en un 60 por ciento menos, comparativamente con el año pasado un 80%, pero hay un porcentaje que se ha retrasado por prórrogas que se otorgaron por la pandemia entonces, se cuenta en términos generales un 60%”, explicó.

Dijo que desde el Ejecutivo “entendemos la situación claro está, y en eso destacamos la ayuda de muchos sectores hacia los que menos tienen. Vemos el panorama, locales cerrados o en alquiler, con toda la frustración de lo que eso implica y entristece. En el futuro cercano hay incertidumbre además, porque por más que se habiliten todos los sectores hay mucha gente que tiene miedo, porque todo lo que uno programa no se sabe si tendrá continuidad, ya que el panorama cambia todo el tiempo”, indicó Carísimo.




Comentarios