Se debe al brote de rabia paresiante que se registró en las última semanas.


Por el brote de rabia paresiante en la Zona Centro, el Ministerio del Agro y la Producción y el Senasa procedieron a vacunar a los animales y a prohibir la venta de sus derivados en las Ferias Francas para evitar problemas de salud.

Herbert Castellanos, Director de Bromatología y Zoonosis de la Municipalidad de Oberá indicó que se comunicó a las ferias francas y mercado zonal que no se comercialicen carnes ni derivados de las zonas afectadas 10 km a la redonda de donde hubieron casos. La resolución del Senasa dice que 30 dias desde la vacunación de los animales no tiene que consumirse carne. Luego de este período ya no habría mas riesgo sanitario.

La rabia paresiante es una enfermedad zoonótica, transmisible a los seres humanos y que existe trazabilidad de los alimentos.




Comentarios