La falta de lluvias comenzó a generar preocupación en los productores que llevan sus frutas y verduras a las ferias de Oberá. Hay menos hojas verdes y producción que no llega.

"Está muy complicado por la falta de agua, está escaseando, no podemos producir sino es bajo media sombra y con riego", dijo Claudia Bisñiezki, una de las feriantes en Meridiano 55.

La mujer sostuvo que su chacra, ubicada en Campo Viera, recibe asistencia del municipio y pudieron agrandar el reservorio de agua. "Tenemos moto bomba a 200 metross del arroyo y luego reservorio, una especie de laguna. De ahí distribuimos a los invernaderos con riego eléctrico, no queda otra", señaló.

Bisñiezki describió a la situación como angustiante porque hasta los pozos se están secado. "Lo que es verdura de hoja salen de otra calidad, los arroyos tienen muy poca agua y los animales ya no tienen pastura, más allá de la caña de azúcar que les damos y pasto elefante que tenemos recopilado", explicó.