La falta de lluvias provoca que los pozos no se recarguen como de costumbre, y se genera errores en el bombeo.


Por motivo de la falta de lluvias en la región y la baja de los ríos, el funcionamiento de los pozos de agua perforados se ve afectado de manera negativa. La gerencia de los sectores de Agua Potable y Saneamiento de la cooperativa Eléctrica Ltda. Oberá piden a los ciudadanos el uso criterioso de las reservas de agua hasta que se normalice el servicio.

El presidente de la Celo, Pedro Andersson, explicó que “de seguir la falta de lluvias, entraremos en una fase muy preocupante, ya que la bajante histórica que se vive ha disminuido ya las reservas de agua en los arroyos, por lo que seguiremos monitoreando para ver cómo continúa esto. De las cisternas que tenemos hemos sacado mucho barro hace algunas semanas, se ha limpiado todo, pero nos da una pauta de la situación, que estamos en riesgo de faltante de agua”.

Este faltante, provoca que los pozos no se recarguen como de costumbre, y de esta manera genera errores en el bombeo. Desde la cooperativa recordaron que sigue disponible el “Plan Mi tanque”, con el que los vecinos pueden obtener reservas domiciliarias. “Es esencial contar con reservas domiciliarias ante estas problemáticas, aún más si debemos empezar a racionalizar” agregó Andersson.




Comentarios