Por iniciativa y gestión del sargento Javier Antonio Czaban, auxiliar en el Servicio Médico de la unidad Penal II de Obera, el grupo de Diseñadores Oberá Maker's, donaron protectores faciales para el servicio penitenciario de la ciudad de Oberá, para ser utilizadas en el servicio médico como protección y prevención en la pandemia del Covid-19.

Facundo Argañaras, uno de los diseñadores, explicó que se están produciendo los protectores faciales para los centros de salud y el personal que trabaja para mitigar los efectos de la pandemia.

"Cuando empezamos el proyecto, hicimos con los materiales que teníamos para un sector determinado, pero en las últimas horas recibimos más pedidos (de policías, otros centros de Salud, particulares de farmacias, etc.)", explicó en las redes sociales.

Los protectores consisten en una pieza realizada en impresión 3D y acetato. "Actualmente estamos necesitando la colaboración de todos los que se quieran sumar para poder cubrir está necesidad. Para poder continuar necesitamos comprar más materiales e insumos. Sobre todo el filamento (plástico) que utilizan las impresoras", sostuvo Argañaras.