Los restos óseos hallados en una construcción no pertenecen a Delia Scher, la mujer de 50 años de Jardín América que fue vista por última vez en noviembre de 2017 y que es buscada por sus familiares desde ese momento. El caso tomó estado público tras la denuncia hecha por la expareja de la mujer.

El Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial confirmó que los huesos pertenecen a un animal, indicaron fuentes del caso a Primera Edición.

Los restos fueron encontrados junto a una placa metálica con el nombre de la desaparecida, su fecha de nacimiento y el día en que desapareció. Por ese motivo, el juez de Instrucción 2, Roberto Sena, dispuso que sean estudiados tanto los huesos como la caja en la que estaban.

En los análisis no aparecieron vestigios de ADN y se determinó que los restos no son humanos.