Funcionarios de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) inspeccionaron la Seccional Segunda, de la Policía de Misiones, en Oberá por la causa que se inició tras la denuncia de internas sobre coimas y presuntos favores sexuales. Los miembros de la comisión tuvieron un contacto directo con las detenidas que denunciaron el hecho y por el que se mantienen presos dos uniformados, un hombre y una mujer, sospechados por presunto cobro de coimas, extorsión, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso sexual en perjuicio de internas.

La delegación del organismo estuvo encabezada por Eduardo Magno Scherer y Alicia Perucchi, acompañados por asesores técnicos, quienes documentaron lo ocurrido a los fines de evaluar acciones para proteger a las presuntas víctimas.

Asimismo, el nuevo jefe de la Policía de Misiones, comisario general Zenón Víctor Cabrera, se refirió a la situación de los uniformados obereños detenidos desde hace una semana, como publicó El Territorio.

“Es importante dejar en claro que vamos a apoyar a la familia policial y debemos apoyar el procedimiento fidedigno de nuestro personal policial, pero también seremos duros y actuaremos con todo el rigor que establece nuestra legislación en cada caso donde haya policías implicados en cualquier punto de la provincia”, subrayó Cabrera tras el acto de asunción.

La denuncia que disparó la investigación fue radicada el viernes 17 de enero por una mujer de 43 años que permanece detenida en la Seccional Segunda desde septiembre pasado, quien detalló un presunto modus operandi encabezado por el sargento ayudante Juan M., el policía más implicado hasta el momento.