Vecinos de Villa Ruff que hace mucho tiempo solicitan la conexión de agua potable para su barrio, se volverán a reunir este viernes con la Defensora del Pueblo y funcionarios de la Cooperativa Eléctrica de Oberá Limitada (CELO), prestataria del servicio, para insistir en el pedido.

"Los vecinos que viven en calle Trenque Lauquen y Monte Caseros ya cuentan con la conexión, ahora falta para quienes habitamos las calles Guillermo Ruff y Santa María", dijo Ramón Barboza de la comisión vecinal del barrio.

La mujer sostuvo que todo se gestó en una reunión con la Subsecretaría de Tierras y luego la Defensoría del Pueblo de Oberá, donde dieron a conocer la necesidad de las familias, ante la falta de titularización de tierras. “Se avanzó en eso, pero la gente de la CELO decía que había muchas piedras y que requería muchos movimientos, pero finalmente se decidió colocar en el borde de la calle las cañerías como ya se hizo en otros lugares”, indicó.

De esta manera, esperan que la reunión a efectuarse sea positiva. La nota presentada días atrás a la CELO señalaba que todos los vecinos están dispuestos a pagar la conexión de la misma.