Aníbal Suárez de 22 años, oriundo de Concepción de la Sierra, manejaba un Fiat 147 en el que viajaba con otras cuatro personas mientras eran perseguidos por móviles de la Policía Bonaerense. Durante la persecución, Suárez perdió el control del vehículo e impactó contra un camión detenido. Sólo uno sobrevivió. Los familiares del misionero traerán el cuerpo en los próximos días.

Cuatro jóvenes, entre ellos un misionero, que se movilizaban en un pequeño rodado por la localidad bonaerense de San Miguel del Monte murieron en la madrugada del lunes tras un choque. Estaban huyendo de dos automóviles policiales cuando, tras un despiste, colisionaron contra un camión que estaba estacionado.

Tras la denuncia de los familiares, se dio inicio a una investigación y, posteriormente, se determinó no sólo que el vehículo además fue baleado sino que uno de sus ocupantes recibió un impacto de fuego. Tras el suceso, la Policía bonaerense separó preventivamente a los oficiales involucrados.

Así quedó el vehículo en el que viajaban los cinco jóvenes.

Cuatro de los cinco ocupantes del Fiat resultaron fallecidos. Fueron identificados como Gonzalo Domínguez de 14 años, Camila López de 13 y Danilo Sansone, también de 13. Todos eran oriundos de San Miguel del Monte, a excepción de Aníbal. Rocío Guagliarello de 13, la única sobreviviente, está internada en grave estado en el Hospital de Alta Complejidad "El Cruce" de Florencio Varela.

Los familiares de Aníbal Suárez viajaron a Buenos Aires a buscar el cuerpo y traerlo de vuelta a Misiones a través de en una ambulancia perteneciente a la red de traslados. Los restos, sin embargo, aún no fueron liberados pero se prevé que suceda durante el transcurso del día.