Mabel Pereyra comenzó durante la Nochebuena con síntomas de Coronavirus luego de haber ido a aplicarse la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19. En un principio pensó que era la vacuna. Sin embargo, los síntomas siguieron incrementando y solicitó una ambulancia para su traslado a la guardia del hospital Pedro Moguillansky, donde permaneció internada hasta el 25 de diciembre.

“Cuando se la llevaron, ella manoteó su cartera, sin recordar que en su interior tenía dos sobres con la jubilación que había cobrado. En la guardia quedó internada y le hicieron sacar todo lo que tenía. Ella ahí me manifestó que uno de los enfermeros le sacó sus anillos y otras pertenencias, y se las guardó en la cartera”, denunció su hija, Lucía Dobler.

Mabel fue trasladada al Policlínico Modelo porque no había camas disponibles para que permanezca internada en el hospital. “Cuando está por ser trasladada, recordó que tenía los sobres de su jubilación en la cartera. Pidió verla y le faltaba el sobre con 50 billetes de mil pesos numerados. Estaba el otro, con 17 mil pesos”, contó su hija.

Mabel Pereyra afirmó que los únicos que tuvieron acceso a su cartera fueron los enfermeros. Foto: LM Neuquén

Y agregó que su madre, de 63 años, está segura de que el robo fue en el hospital porque “fue el único lugar donde metieron mano en la cartera para guardar sus cosas”. La mujer afirma que había dos hombres y una mujer. También se acuerda del enfermero, pero no sabe cómo se llama. “Ella está ciento por ciento segura que fue en el hospital. Allí tuvieron acceso a su cartera”, reiteró la mujer.

Por este motivo, su familia se dirigió hasta el hospital para obtener una respuesta. El personal de la guardia no supo qué hacer con su reclamo, por lo que hablarán con autoridades de la dirección, y así denunciar el hecho penalmente.

“Mi marido fue a la Comisaría 24, pero no le tomaron la denuncia hasta que hable con la directora. Alguien se tiene que hacer cargo”, indicó Lucía.

“Somos conscientes de que el dinero no va a aparecer. Pero hacemos público lo que le pasó a mi mamá porque no puede ser que haya gente que se aproveche de la situación de los pacientes, con lo angustiante que es. Mi mamá estaba súper vulnerable, con todo lo que implica requerir oxígeno y transitar el Covid-19. Esa es la bronca, que en lugar de concentrarse en su recuperación, esté pensando de dónde va a sacar la plata para pagar sus gastos. Por eso denunciamos la acción, sea quién sea que haya robado ese dinero”, manifestó Lucía.

Su denuncia se viralizó en las redes sociales, donde otras personas denunciaron haber sufrido el faltante de un celular o dinero. “Ahí nos dimos cuenta que no es la primera vez que sucede esto. Tiene que haber más seguridad y que alguien se haga responsable de las cosas que están pasando, así te roben un anillo”, reclamó.

La paciente es conocida en la ciudad porque trabajó durante mucho tiempo en la Municipalidad, en las áreas de Cultura y la Mujer. Actualmente, es tallerista y directora de la Casa del Escritor.