Muerte de un soldado en Zapala: la familia de Pablo Córdoba exige que se investigue como homicidio

Tanto su familia como el abogado querellante piden que se le cambie la carátula a homicidio ya que el cuerpo presenta dos disparos en la zona de la cabeza y “una persona no se puede pegar dos balazos de esta manera”.

Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala
Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala Foto: Redes sociales

El Ejército Argentino sigue en el centro de la atención, esta vez por los avances en la investigación de la muerte de un soldado en Zapala. Pablo Córdoba, joven de 20 años, murió el pasado 1° de junio cuando realizaba guardia en la guarnición militar producto de un disparo en la cabeza. Una de las hipótesis es el suicidio, pero su familia descree de esta: “Una persona no se puede pegar dos balazos de esta manera”, sostuvo su madre.

Vale aclarar que este trágico episodio se produjo en el Grupo de Artillería 16 del Regimiento Zapala, en el mismo cuartel en el que asesinaron en 1994 al soldado Omar Carrasco, muerte que puso fin al servicio militar obligatorio en la Argentina.

Qué se sabe de la muerte de Pablo Córdoba, el soldado de Zapala

“La detonación, cerca de las 7 de la mañana, fue percibida por otros soldados que socorrieron al joven, se dispuso el traslado el hospital de Zapala, donde ingresó con signos vitales”, detallaron en su momento desde las fuerzas, según informa LMNeuquén.

El soldado voluntario tenía 20 años al momento de su muerte, desde ese día se investiga que fue lo que pasó durante esa guardia. La investigación está apuntalada como suicidio, pero el nuevo abogado querellante de la familia sostiene que el caso debería cambiar de carátula y ser tratado como homicidio.

Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala
Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala Foto: Redes sociales

La investigación está en manos de la Policía Federal y a la Justicia Federal de Zapala: en un principio se habló de suicidio, pero con el correr de los días se detectó que Córdoba tenía dos disparos en la cabeza, y esto fue lo que impulsó a los padres a exigir que se investigue en profundidad el caso ya que “estamos convencidos de que una persona no se puede pegar dos balazos de esta manera”.

El letrado Maximiliano Orpianessi, en una entrevista radial, ratificó esta postura: “Desde el sentido común entendemos que no puede dispararse dos veces, y menos dos disparos con esa arma de fuego, un fal, cuyo proyectil genera daños cerebrales tremendos”. Las heridas fueron detectadas en la zona del mentón y de la sien.

El FAL mide varios centímetros y pesa como cuatro kilos. Es imposible dispararse dos tiros. Además, de la autopsia surge que ambos disparos produjeron daño cerebral”, detalló el letrado en diálogo con Infobae.

Al mismo tiempo, el abogado querellante remarcó las contradicciones que hubo en las declaraciones de compañeros de Córdoba que estuvieron con él la noche trágica, aunque en distintos sectores: “El primero que lo encontró declaró que el fusil estaba como a 90 centímetros de distancia, mientras que los otros soldados mencionaron que el fusil estaba arriba del cuerpo de Pablo”, señaló.

El pedido de la madre del soldado que murió en el regimiento de Zapala

La familia del joven soldado fue la primera en cuestionar el proceder en la investigación y en exigir a las autoridades del Ejército que “sino tiene nada que ocultar, que se ponga a la par nuestra a pedir que se investigue el hecho”.

Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala
Investigación por la muerte dudosa de un soldado en Zapala Foto: Redes sociales

En diálogo con Canal 7, Natalia Uribe había detallado que a 25 días de la muerte de su hijo “todavía no están los resultados de la autopsia”, e informó que en el parte médico se identificaron dos balazos: uno con sentido ascendente desde la pera y con salida en la parte superior, y otro en la sien.

Al mismo tiempo, la mujer manifestó que la hipótesis de suicidio es incompatible y pidió que se investigue si lo mataron “de adentro o de afuera” del regimiento de Zapala. “Si nosotros estamos pensando que esto se lo hicieron a mi hijo, tenemos que pensar que todos los chicos están en peligro en el Ejército. Estamos convencidos de que una persona no se puede pegar dos balazos de esta manera”, señaló.

Temas Relacionados