Las noticias respecto al femicidio ocurrido en Villa La Angostura que acabó con la vida de Guadalupe Curual, no dan ni un respiro a la sociedad. Hace tan solo unas horas, la Oficina de Violencia (OV) del Poder Judicial, elaboró un informe en el que describió la situación de riesgo en la que se encontraba la víctima.

En la investigación testificaron que el riesgo que padecía la joven era “moderado/alto”. Además, también agregaron que en 2019 una expareja de Bautista Quintriqueo lo había denunciado por violencia de género.

En el informe técnico que fue presentado ante el juez Jorge Videla, se consideró que la causa “tiene aspectos psicológicos y aspectos socio-ambientales, pero la calificación, en general, como conclusión de la intervención interdisciplinaria es un riesgo moderado/alto y concluye la continuidad de medidas cautelares”, explicó el director provincial de la OV, Juan Pablo Durán.

Bautista Quintiqueo fue trasladado al hospital de San Martín de los Andes.Redes Sociales

Sobre el accionar del asesino, indica que Quintriqueo cometió el femicidio con todas las medidas vigentes, con una advertencia de riesgo de la OV y un precedente. Incluso, en el mismo se informó que en el 2019 una expareja del agresor lo había denunciado por violencia de género. El caso fue archivado, una vez cumplido el plazo de la cautelar y se le comunicó al juez de su existencia.

A su vez, el funcionario sostuvo: “El juez de Familia suele encontrarse ante estas dificultades donde debe viabilizar los derechos de los niños, por parte de quienes son los obligados, que es el papá y la mamá, en tensión con la seguridad personal de la mamá que te está diciendo que la están hostigando, la está amenazando, la está intimidando, y al mismo tiempo esa misma persona denunciante que te está pidiendo la orden de restricción, te está diciendo que no quiere las medidas policiales adicionales, para que esas prohibiciones de acercamiento sean efectivas”, dijo el funcionario.