Un grupo de sindicalistas, ingresó durante el mes de abril a una planta transmisora que da soporte a tres radios de Neuquén y la destruyeron. Por este ataque, grupo Prima Multimedios inició una demanda legal que, a pesar de las demoras, el 20 de diciembre avanzó con la formulación de cargos contra Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE.

Para la Justicia, el accionar de Quintriqueo debe “calificarse provisoriamente como constitutivo del delito Usurpación en calidad de Coautor”. Aunque a esta acusación, se la podría unificar en los próximos días con una causa por robo, detallan desde el grupo Prima Multimedios.

Sindicalistas destruyeron una planta transmisora de tres radios en Neuquén.

El avance de la Justicia en la investigación es trascendental para evitar esta habitual forma de proceder por parte de estos grupos de intolerantes. Desde Grupo Prima continuamos informando sobre los temas de interés para los ciudadanos, ejerciendo la libertad de prensa y la democracia plena”, señaló Staicos.

Cómo fue el ataque de los sindicalistas a la planta transmisora de Neuquén

El 15 de abril unas 50 personas ingresaron al predio en el que funciona la planta transmisora de radio que da soporte a Radio Las Palmas Neuquén, Radio Mitre Neuquén y Radio Del Valle Neuquén; y destruyeron lo que vieron a su paso.

Por este ataque las res radios quedaron fuera del aire, y a modo de justificación desde ATE señalaron que “no fue un ataque a la prensa ni a la libertad de expresión, fue la recuperación de bienes de trabajadores”.

Mientras que Staucos, refutaba estos dichos a VíaPaís y aseguraba que “ellos cometieron un delito federal, apagar un medio de comunicación es un delito Federal, es censura”. Y detalló que quedó “todo roto”.

Avanza la causa por el ataque a la transmisora radial de Neuquén Foto: Prima Multimedios

El ataque fue a una torre de transmisión que se encuentra dentro de un terreno de la Municipalidad neuquina: fue construida en 2010 en el marco del proyecto de un canal de TV perteneciente a ATE nacional, pero que no prosperó ya que no consiguieron las licencias correspondientes.

Luego llegó grupo Prima Multimedios al predio: fue luego de una charla con quien en ese entonces estaba al frente de ATE nacional, Julio Fuentes. Staucos comentó que fue el sindicalista quién le ofreció “firmar un contrato para que la puedan usar a cambio de mantenerla o espacio de publicidad para el gremio”.

Pero ese contrato, por indefiniciones internas de ATE nunca se llegó a firmar y es por esto que el representante de ATE “reclamó” el lugar.