Tras darse a conocer la cantidad de contagios de coronavirus que rigen en Neuquén y de que muchos de ellos sean alumnos, y docentes de distintas instituciones de la provincia, los mismos profesionales de la educación piden suspender las clases presenciales para evitar más casos.

//Mirá también: Colapso sanitario en Neuquén: hay 18 personas esperando una cama en terapia intensiva

Así lo confirmó la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) quien a través de un comunicado solicitó al Gobierno provincial la suspensión de la presencialidad escolar, argumentando sobre “la gran cantidad de burbujas escolares aisladas por contactos estrechos o casos positivos”.

El gremio confirmó que han analizado la situación por varias semanas y sobre ella resultaron esta petición. “Durante toda la semana las proyecciones de los índices epidemiológicos obtenidos a partir de la información que proporciona diariamente el ministerio de Salud de la provincia”, según expresaron en un comunicado.

Clases presencialesRamiro Pereyra | 15

Nuestra provincia en general y los departamentos con mayor población se encuentran en alerta epidemiológica y sanitaria, según los indicadores que se postulan en el DNU 287/20”, señalaron los docentes. Y precisaron que “la cantidad de casos, en apenas 28 días, se multiplicó por tres; de 200 casos el 14 de abril, a más de 600 el día 11 de mayo”.

“Desde nuestra organización solicitamos la adopción de las medidas previstas en el artículo 21 del DNU 287/21 por el término de 15 días, que incluye la suspensión de la presencialidad escolar”, detallaron.