En los últimos días se supo que la empresa norteamericana, Baker Hughes se retira de Vaca Muerta, por lo que ya puso en venta sus equipos de fractura, herramientas y comenzó, en las últimas horas, con la desvinculación de personal. El sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa denunció que no fueron notificados.

En el medio de la partida de la reconocida firma, el sindicato de los empleados informó que exigen una reunión con las empresas involucradas en la transacción de activos a partir de la inesperada decisión.

El secretario general de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, dijo en diálogo con la radio Estación Urbana: “Están empujando a los trabajadores al abismo”. Además, en la oportunidad aseguró que la empresa realizó conversaciones por fuera de la organización sindical para ofrecer doble indemnización a quienes renunciaban a sus puestos de trabajo.

Foto: Diario Río Negro.

“Eso no puede ser, quién le va a garantizar a los compañeros que van a tener un buen acuerdo de desvinculación o si van a tener una continuidad de trabajo con las empresas que compran las herramientas”, señaló Pereyra.

En el marco de la abrupta decisión, los trabajadores se manifestaron, y en la mañana de este lunes un grupo de empleados frenó la salida de camiones y equipos que la firma habría vendido. Sobre esto, el sindicalista confirmó que la venta ya se realizó y Tenaris, la empresa del grupo Techint, compró todo.

“Acá no tiene que haber violencia, acá tiene que haber diálogo, sentarse, conversar, arreglar y vamos a pedir que Tenaris esté en la mesa”, dijo Pereyra. Además sostuvo que en su mayorría, los trabajadores quieren seguir en sus puestos.