Una policía manifestó síntomas compatibles, por lo que se inició el protocolo de intervención. La mujer aguarda los resultados.


El pasado domingo, una mujer policía de la Comisaría Segunda aseguró sentirse mal y tener síntomas compatibles con el virus COVID-19. Rápidamente se procedió a dar inicio al protocolo de intervención y a la desinfección del edificio.

La mujer fue atendida por personal de salud, quedó en aislamiento y aún aguarda los resultados de los análisis. Se supo que no tenía antecedentes de viaje pero había concurrido al médico la semana pasada.

Policía Neuquén

El comisario Walter San Martín, director de Personal de la Policía provincial comentó que “la efectivo manifestó tener dolor de espalda y frío, por lo que se la trasladó al hospital regional, donde la atendieron, le tomaron la temperatura y le realizaron el hisopado por coronavirus”, informó LMNeuquén.

San Martín detalló que otros tres efectivos de la fuerza policial entraron en aislamiento, para evitar cualquier riesgo de contagio, ante la proximidad con el caso sospechoso de coronavirus.




Comentarios