A sus 40 años superó sus temores y se convirtió en una de las cuatro argentinas que realiza wingsuit.


Tenía miedo a los aviones pero de algo estaba segura, eso no era un impedimento para animarse a más. A sus 40 años dejó atrás sus temores y hoy es una de las 4 argentinas que hacen wingsuit, un deporte extremo al que cada día se animan más mujeres.

Gentileza: diario Río Negro.

Marcela Gallardo entendió que nunca es tarde para conquistar los sueños. Luego de pasar muchos años alejada de cualquier objeto que pudiera despegarle los pies del suelo e impulsada por sus hijas se animó a volar por primera vez en avión y hasta saltar en paracaídas.

Marcela vivía en Comodoro Rivadavia y trabajaba para YPY. Un día su marido, quién también es empleado de la empresa petrolera, recibió una oferta laboral y debieron instalarse en Neuquén. El cambio de hogar, el inicio de una nueva década y el amor de su familia la impulsaron a dar un paso adelante. 

Para su cumpleaños número 40 Marcela pidió un regalo especial, un salto bautismo en Bariloche, sobre el Nahuel Huapi. El obsequio estuvo a cargo de su hija mayor, quién la sorprendió con un voucher para realizar dicha actividad.

Gentileza: diario Río Negro.

“Lo mío fue muy extremo. Era un avión muy chiquito, que se movía mucho”, contó Marcela en diálogo con el diario Río Negro. “Estábamos a 10 mil pies de altura sobre el Nahuel Huapi, con un paisaje tremendo y escucho que dicen: ‘emprendemos descenso’. Mis hijas estaban abajo ¿Cómo les iba a enseñar que los miedos se pueden superar si yo no superaba al mío? Y ahí le dije al instructor, ‘bueno, vamos”, continúa el relato.

Marcela confesó era conciente del temor normal que produce este tipo de deporte, sin embargo ella se recuerda aterrorizada. “Abrí la boca, me costaba respirar, sentía miedo, pero a la vez alegría. Fue una mezcla bastante rara”, relató. La adrenalina que vivió en aquel momento la hizo adueñarse de un pensamiento: “Sí hice eso puedo hacer cualquier cosa”.

Ocho meses después de aquel salto bautismo realizó el curso para poder saltar sola en el Club de Paracaidismo de Neuquén, deporte que en la actualidad practica de forma constante y hoy en día es una de las cuatro argentinas que realiza wingsuit.

Guido Muñoz, es instructor del Club de Paracaidismo Rescate Neuquén e informó al diario Río Negro que durante el 2019, el 35% de las personas que realizaron su salto inicial o “salto bautismo” en paracaidismo fueron mujeres.

Al cumplirse cinco años desde la primera vez que tocó el cielo con las manos, ya lleva en su haber 350 saltos en Argentina y en el exterior. Un claro ejemplo de que el miedo no es impedimento para conquistar tus sueños. 




Comentarios