Truco, alcohol y un arma blanca, tres elementos mezclados entre sí de una noche que terminó en tragedia en un bar de la apacible localidad de La Dulce.


La localidad de La Dulce, fue testigo de un hecho lamentable en el que uno de los que participaban de una partida de truco apuñaló a otro hasta causarle la muerte. Jugaban por escasos 25 pesos.

El popular juego de naipes era disputado en La Dulce por cuatro personas, dos de las cuales eran hombres que tenían 51 y 37 años de edad, y con un pozo reunido que apenas sí llegaba a los 25 pesos. En un momento dado, más precisamente cuando el mayor de los protagonistas le cantó a su rival “falta envido”, éste sacó un cuchillo y, sin mediar palabras, apuñaló a su oponente hasta desangrarlo y dejarlo sin vida.

Todo se desarrolló en el bar “El Abuelo”, situado a pocos metros de la ruta provincial 85, lugar en el que los hombres además de disponerse a jugar al truco prefirieron regar la partida con abundante ingesta de alcohol. Por si faltara algún elemento, ellos reunieron unos 25 pesos, pozo más que suficiente para las mentes ya alteradas de los protagonistas por la etílica intoxicación.

La víctima fue reportada como Cervando Salvador Romero, de 51 años, y el victimario como Luciano Elía, de 37. El elemento que le causó la muerte al primero era una cuchilla de aproximadamente 20 centímetros de largo que se introdujo a la altura de la ingle de la víctima, causándole una herida en la arteria femoral que lo desangró.

En un instante, el asesino volvió en sí y, percatándose del fatal incidente que había realizado, se entregó en la comisaría de La Dulce donde quedó bajo disponibilidad policial. Romero, se supo más tarde, era peón rural y padre de dos hijos.




Comentarios