Esta es otra de las historias que quedarán en la lucha contra un enemigo invisible, que nos sorprendió alterando la apacible vida de los transerrano.


Entre las miles de historias que ha generado la llegada del Covid-19 a nuestro Valle y la necesidad de aislamiento, los Bomberos Voluntarios de Los Hornillos escriben la propia.

Desde el día 17 de junio la Comisión Directiva junto a la jefatura del Cuerpo Activo de la Asociación de Bomberos Voluntarios de la localidad, tomaron una decisión que consideraron necesaria para el cuidado de sus miembros y de toda la comunidad.

Bomberos de Los Hornillos

Siete efectivos quedaron acuartelados, para dar respuesta a las emergencias y situaciones que pudieran ocurrir dentro de la jurisdicción que abarca una amplia zona entre Los Hornillos y Nono.

Al tomar esta medida se primó la protección individual, grupal y familiar. Ya que si alguno de los bomberos contrae el virus se minimiza la posibilidad de propagación tanto en el seno familiar como en la población.

Según palabras del propio Jefe del Cuerpo Activo, el Oficial Principal Santiago Ramírez, se vienen tomando todas las medidas de bioseguridad, prevención sanitaria y los recaudos frente a la situación que vive la zona. Además de estar previstas las acciones de desinfección y aislamiento en el caso de que alguno contraiga el virus.

Bomberos de Los Hornillos

Luego de pasar el Día de la Bandera, Día del Padre y quizás algún cumpleaños o fecha importante para estas personas; consideran que es una forma de proteger a sus seres queridos y resguardarlos del arriesgado trabajo al que se exponen diariamente.

Personal de guardia: Jefe de Cuerpo Activo Oficial Principal Ramírez Santiago, Bombero Voluntario Tejeda Nicolás, Bombero Voluntario TSEM Villarreal Matías, Bombero Voluntario TSEM Guzmán Calderón Lourdes, Bombero Voluntario Merlo Agustín, Bombero Voluntario Merlo Leandro y Auxiliar Rabadan Francisco.

Bomberos de Los Hornillos

A casi 20 días de su absoluta estadía en el cuartel, prevén que el personal el próximo martes 7 vuelvieron a sus actividades habituales, siempre bajo las estrictas medidas de prevención, cantidad de personas dentro del recinto y la desinfección permanente de los elementos y lugares de trabajo. De todas maneras, si el contexto de pandemia lo requiere volverían a realizar este tipo de acciones.

Esta es otra de las historias que quedarán en la lucha contra un enemigo invisible, que nos sorprendió alterando la apacible vida de los transerranos y nos obligó a vivir de una manera muy diferente.

Bomberos de Los Hornillos




Comentarios