El pasado fin de semana alargo fue una explosión de mendocinos que decidieron alejarse no solo de la ciudad sino también de este 2020 plagado de restricciones y coparon Cacheuta y Potrerillos.

Alrededor de 150.000 personas se volcaron a esas zonas y da esperanzas al sector turístico pensando en el próximo fin de semana extra largo (del 5 al 8 diciembre, Día de la Virgen) y por supuesto en lo que será la temporada de verano.

En algunos complejos, sobre las plazas autorizadas para recibir visitantes (el 50% ) el nivel de reservas para el primer fin de semana de diciembre, también Navidad y para Año Nuevo supera el 90%. En lo que sería enero, ya hay hasta 60% de reservas.

Sin embargo, las expectativas están ahora en la ya anunciada reapertura para el turismo nacional desde el martes y en un futuro, si ocurre, la de extranjeros.

Ente los aspectos que destacan está el Plan de Previaje (que estipula el reembolso de 50% del costo de un paquete turístico para destinarlo a otros gastos relacionados) está teniendo mucho éxito y despertando un fuerte interés para visitar Mendoza.

Para la primera quincena de enero ya tenemos una ocupación de 60%, y ya empezó a consultar gente de Buenos Aires”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de la Ruta 82, Fabián González, quien indicó que el fin de semana pasado la ocupación en muchos de los complejos de la zona llegó a 100% (de las plazas autorizadas).

En tanto, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos (Aehga), Fernando Barbera, también se esperanzó: “La Provincia ha hecho grandes esfuerzos para estar abiertos, y eso nos va a dar una gran ventaja para cuando empiece la temporada de verano”.

Mendocinos disfrutan del aire libre en alta montaña, algunos con asado en los paradores, otros con musica en el rio. Mariana Villa | Los Andes

Preparados

En Potrerillos, el último fin de semana, la ocupación de alojamiento -la permitida en el contexto de pandemia- también fue plena. “Desde que se habilitó el turismo interno, Potrerillos ha sido el destino más elegido por los mendocinos”, destacó el presidente de la Asociación de Turismo de Potrerillos, Fernando Perera.

Incluso, también se mostró entusiasmado de cara a las Fiestas, “ya tenemos 50% de plazas reservadas”, detalló, y a lo que será la temporada de verano. “El Plan Previaje ha funcionado de maravilla”.

En simultáneo con la paulatina reactivación, los dueños y encargados de complejos turísticos también ha detectado algunos inconvenientes. En el caso de Potrerillos, la ocupación legal (de casa habilitadas formalmente para alquiler) del fin de semana largo pasado llegó a 100%.

“Se desmadró un poco la situación porque aquellas casas que no están habilitadas son donde no se controla la cantidad de gente y se hacen las fiestas clandestinas. Sentimos que veníamos llevando todo un control de los alojamientos habilitados y el pasado fin de semana se desmoronó. La zona estuvo un poco liberada”, destacó el referente de la Asociación Turística de Potrerillos.

Los problemas -destaca Pererase dan en aquellas casas que los propietarios alquilan por su cuenta, sin declararlas como alojamientos. “Hay fiestas clandestinas en el Valle de Uco y en Potrerillos, entonces hay que ver cómo se podría controlar. Podría llegarse a un común acuerdo para autorizar ciertos eventos, en un espacio específico, al aire libre y permitiendo hasta una determinada cantidad de personas, con protocolos”, resaltó Perera.

En cuanto a hotelería en general, Barbera destacó que, con la ocupación permitida, deberían trabajar todos los días en plenitud para llegar al punto de equilibrio. “Cerca de 75% de las camas hoteleras están en el Gran Mendoza y esas plazas están casi vacías. El fin de semana pasado, en el Gran Mendoza sólo hubo 4% de ocupación”, destacó. En ese sentido, resaltó que será fundamental el regreso de los visitantes de afuera de Mendoza. “Más de 90% del turismo es de afuera”, reforzó.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.