Los mendocinos continúan con las campañas para ayudar a quienes lo necesitan. Esta vez es para Guillermo, un niño de 14 años que padece de una parálisis cerebral desde su nacimiento, no camina y necesita una silla de ruedas específica para trasladarse.

// Mirá también: Comercios gastronómicos deberán disponer de cartas y menú en sistema Braille

En 2018 Guillermo fue operado por escoliosis, y su médico le informó a la familia que necesitaba cambiar a una silla de ruedas para adultos, para que el niño estuviera más cómodo. Sin embargo, no obtuvieron la respuesta que querían por parte de la prepaga.

“Guille necesita una silla para adulto, y desde la prepaga me mandaron una silla para niño. Tuve que hacerle una butaca yo para que él estuviera cómodo”, sostuvo Ana Bombal, mamá de Guillermo en conversación con Vía Mendoza.

Medife compró una silla cuya estructura no cumplía con los requerimientos del traumatólogo. La silla que mandaron tiene un valor de 700 mil pesos y la que había pedido el profesional médico ronda en 1.5 millones de pesos.

En marzo del 2020, Ana Bombal tuvo que contratar a un abogado para que la prepaga le otorgara la silla que el médico solicitaba. Debido a la pandemia por coronavirus, los trámites se atrasaron y ella tuvo que crear una butaca para que Guille pueda trasladarse.

“Tuve que hacer soldar una silla, he estado haciendo cosas que le correspondían a ellos y no a mi”, informó la mujer.

Los riesgos que corre el niño al no tener la silla correspondiente son grandísimos. “Se le puede volver a formar la escoliosis, luxar la cadera o si no tiene la cabeza bien posicionada se puede ahogar con saliva”.

"Todos por Guille"Ana Bombal.

// Mirá también: La Ciudad hará entregará gratis la tarjeta SUBE

Por este motivo, Ana comenzó a utilizar sus redes sociales para difundir la campaña “Todos por Guille” y pedirle a los mendocinos que se sumen para que desde la obra social agilicen los trámites y logren darle la silla que le corresponde al niño.

Desde la prepaga aseguran que la silla de ruedas fue adquirida en Canadá y que debido a la pandemia se han demorado en mandarla para Mendoza.

Los tiempos de ellos no son los mismos que nuestros, es una lucha de todos los días. Lo que más me duele es que no todos los niños tienen las mismas posibilidades de Guille, muchos dependen sólo de las prepagas”, concluyó Ana.