Tras el importante aumento de casos de coronavirus que se registró durante las últimas dos semanas, desde el Gobierno provincial decidieron suspender cirugías programadas, pero advirtieron que habrán algunas excepciones. Se trata principalmente de aquellas que requieran internación, para poder liberar camas para los pacientes con COVID-19.

//Mirá también: Nadal confirmó que hay un 90% de ocupación de camas de terapia intensiva en Mendoza

En la resolución 883/21 firmada por la ministra de Salud, Ana María Nadal, y publicada en el Boletín Oficial destacan que se debe “encontrar un equilibrio entre los procedimientos que se consideren efectivos para conservar las alud y la calidad de vida de las personas que tienen indicaciones de procedimientos quirúrgicos, de manera que no afecten los sistemas de salud en tiempos de pandemia. Siendo fundamental contar con camas disponibles para atención de patologías COVID-19, tanto moderadas como graves, en los diferentes establecimientos de salud que cuenten con internación”.

En tanto, que destacan que “quedan exceptuados de la suspensión” las intervenciones ambulatorias y las de estadía corta, es decir de hasta 24 horas. Así como todas aquellas que impliquen un riesgo de vida y/o agravamiento de la salud de las personas”.

//Mirá también: Suarez cuestionó a Fernández por dejar en manos de las provincias la toma de medidas más duras

Esta decisión regirá por el término de 15 días, “pudiendo disponerse medidas complementarias y/o modificatorias, según la situación epidemiológica provincial”, especificaron.