En la actualidad la conexión a internet se ha vuelto tan necesaria como cualquier otro servicio público.

En este nuevo mundo inserto en la red, un relevamiento advierte que Mendoza está entre las provincias con menor cantidad de conexiones.

//Mirá también: Un mendocino ayuda a otros a buscar trabajo a través de Instagram

Según los datos recogidos por la Cámara Argentina de Internet (CABASE) y el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), en Mendoza solo 37 cada 100 hogares tiene una conexión a internet fijo.

Esto ubica a la provincia en los últimos puestos de la lista solamente por encima de Santa Cruz (36%) y Formosa (32%).

El informe también reveló que Mendoza también tiene una velocidad bastante por debajo de la media nacional.

De acuerdo a los datos de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE), en la provincia hay 434.841 hogares y así sólo 160.891 de ellos cuentan con una conexión a internet fijo.

El informe señala, incluso, que Mendoza perdió además poco más de 8% de conexiones en un año.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires está a la cabeza con la mayor penetración de accesos fijos a internet en el país, con 108 accesos por cada 100 hogares. En tanto, la sorpresa la dan nuestros vecinos de San Luis y La Pampa que tienen 80 y 79 conexiones a internet fijo por cada 100 hogares.

“Hemos logrado enormes avances en el desarrollo de la conectividad que nos han permitido cubrir el 66% de los hogares, pero a la vez, el ritmo de crecimiento de los últimos años nos prende una luz de alarma y nos dice que no estamos haciendo el esfuerzo suficiente para llegar a la universalización”, señaló en el informe Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet -CABASE-.

internet mza

Internet lenta y escasa

Del CABASE Internet Index se desprende que 51% de las conexiones fijas de banda ancha en Argentina alcanzan una velocidad superior a los 20 Mbps y que la velocidad promedio a nivel nacional alcanzó los 40,67 Mbps.

Mendoza, sin embargo, queda bastante por debajo. Según el Enacom, en nuestra provincia la velocidad promedio en el cuarto trimestre de 2020 era de sólo 11 Mbps, un mega más que el trimestre anterior pero igualmente muy lejos de la media del país.

La CABASE señala que anualmente hay crecimiento en la velocidad de conexión pero entre 2019 y 2020 hubo un salto significativo. En 2019 las velocidades superiores 20 Mbps empezaron a crecer rápidamente y pasaron de representar el 40% del total de las conexiones a ser el 51% para septiembre de 2020.

El crecimiento de la instalación de la fibra óptica y la mayor demanda de conexión por la pandemia  impulsaron el crecimiento, excepto en Mendoza.

Sin embargo, los datos de incremento en las velocidades dan razones para ser optimistas, ya que todo indica que lo único que queda es crecer. En septiembre de 2015 en el país, el 81% de las conexiones a internet tenía una velocidad promedio de 6 Mbps pero para el mismo mes en 2020 esa cifra había bajado hasta ser 29% del total.

¿Por qué entonces es tan lento internet en Mendoza? Porque la mayoría de las conexiones aún son por sistema ADSL y no por fibra óptica.

Según cifras del Enacom, en la provincia para el cuarto trimestre de 2020 había un total de 215.453 conexiones a internet fijo -que abarca a hogares y empresas- de las cuales 91.842 son del tradicional ADSL. O sea, que representa el 42% del total. Mientras la fibra óptica, con 36.083 en la provincia, es solo el 16,7% de las conexiones.

El resto son conexiones a internet a través de Cablemodem (68.364), Wireless (18.331) y otros (833).

//Mirá también: El emotivo video con el que la periodista mendocina Julieta Navarro saludó a Paraguay en su Fiesta Patria

“Los accesos de fibra óptica representan el futuro de internet. Es la única tecnología hoy disponible que permite asegurar en el tiempo el creciente ancho de banda que demandan los hogares, especialmente a partir de las mayores exigencias que impuso la pandemia con la combinación de home office, clases virtuales y las limitaciones de actividades sociales y de esparcimiento que dieron un impulso fenomenal al uso de plataformas de streaming”, afirma Graizer.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.