Diego Armando Maradona visitó Mendoza por última vez hace poco más de un año, el 5 de octubre de 2019. El “Diez” viajó a la provincia a jugar un partido con Godoy Cruiz y celebró en el Malvinas Argentinas el primer triunfo de Gimnasia y Esgrima La Plata bajo su dirección técnica.

Diego Armando Maradona volvió al Malvinas Argentinas. / Marcelo Rolland

El “Lobo” enfrentó al Tomba por la novena fecha de la Superliga. El equipo que dirigía Maradona, hasta antes del inicio de la pandemia, venía mal y no conseguía ganar. Fue precisamente ese sábado de octubre que Gimnasia venció 4-2 a Godoy Cruz y terminó con una racha de siete derrotas al hilo.

Previo al partido, un periodista le preguntó por los reconocimientos que recibió esa tarde en el estadio mendocino y, fiel a su estilo, Maradona expresó: “No quiero más reconocimientos, quiero puntos. El cariño es muy lindo, pero también es lindo ganar”.

Es que en la previa del partido, el legendario jugador recibió la ovación de los hinchas mendocinos, una plaqueta de reconocimiento de parte del presidente de Godoy Cruz, y desde la tribuna popular se descolgó una inmensa bandera con los rostros de Maradona, Lionel Messi y el Papa Francisco, y una frase que rezaba “el orgullo nacional”.

Maradona logró concentrarse y siguió ese partido como lo hacía habitualmente desde su vuelta al fútbol argentino: con una silla cerca del campo de juego, pero sin meterse en el banco de suplentes, vestido con ropa deportiva y una gorra que le regaló el líder venezolano, Nicolás Maduro, con los colores de la revolución bolivariana.

Diego Maradona fue reconocido por el presidente de Godoy Cruz.
Maradona celebró su primer triunfo con Gimnasia.
Diego Maradona en Mendoza.

Un festejo para el recuerdo

Algo más dejó la visita de Diego a Mendoza, y fue la alegría del triunfo de su equipo, el que celebró con un particular baile en el vestuario del Malvinas.

El video en el que el técnico de Gimnasia baila se volvió viral en su momento, y hasta hicieron un muñeco de él replicando esos pasos. “Mueva, mueva”, le canta el plantel del “Lobo” mientras Maradona despliega su magia como bailarín.