Los incendios en campos y espacios abiertos son una de las principales problemáticas en la provincia de Mendoza durante cada verano. Las altas temperaturas, las condiciones de sequía del tiempo y del territorio y la inconsciencia de los dueños de campos o vecinos en general que recurren a la peligrosa quema de hojas y residuos para deshacerse de los desechos, suelen ser el punto de partida de impactantes y nocivos incendios a lo largo y ancho de todo el territorio provincial.

Desde aquellos que se registran periódicamente en campos particulares e inmediaciones hasta el recordado incendio de 2018 en el Cerro Arco, los episodios son muy comunes. Y los riesgos y daños suelen ser considerables. No obstante, y según destacaron desde la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, en el último año disminuyó la cantidad de hectáreas afectadas por estos siniestros; así como también los daños. Y desde el Gobierno agregaron que esta situación es resultado de la instalación de picadas cortafuego que se han construido en diversos sectores, lo que ha facilitado el acceso de los brigadistas a los incendios con mayor facilidad y seguridad. También destacaron que las sanciones aplicadas por infringir la Ley Provincial 6.099 (de prevención y lucha contra incendios) y el intenso trabajo de los brigadistas del Plan Provincial de Manejo del Fuego han sido fundamentales.

Considerable baja

De acuerdo a las mediciones de Recursos Naturales, mientras que en 2019 fueron 59,872 las hectáreas que se vieron afectadas por los incendios; en 2020 la cantidad descendió a 35,650 hectáreas en Mendoza. “Es notable la mejora, y se debe principalmente al trabajo en la detección de incendios, la prevención, las eficientes tareas de extinción, en la rapidez en los despachos y desplazamientos de las cuadrillas y su accionar, sumado a las sanciones aplicadas por infringir la Ley Provincial 6.099 de prevención y lucha contra incendios en zonas rurales”, sintetizó el director de Recursos Naturales, Sebastián Melchor.

Por su parte, el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance también resaltó las “severas sanciones a quienes provocan incendios forestales y a los que no cumplen con la construcción y el mantenimiento de picadas cortafuego”.

Trabajo en conjunto

Por su parte, el coordinador del Plan de Manejo de Fuego en Mendoza, Guillermo Ferraris, destacó la importancia del apoyo que brinda el Ministerio de Ambiente de la Nación en cuanto a recursos aéreos que nos contribuyen notablemente a la labor. “Desde los primeros días de diciembre 2020 contamos con un avión hidrante de gran capacidad de lanzamiento de agua; y desde enero de este año tenemos a disposición un helicóptero y un avión observador. Todos ellos provistos por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego dependiente de la Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación”, destacó.

Entre el apoyo aéreo provisto por la Nación, se destacan un avión hidrante Air-Tractor AT802 con capacidad de carga de agua de 3.200 litros; un helicóptero Bell 407 con capacidad de transporte de una cuadrilla  y con BambiBucket para realizar lanzamiento de entre 800 y 1.000 litros de agua; y un avión observador Cessna 182 que se utiliza para tareas de relevamiento, detección de incendios, apoyo aéreo a los brigadistas en tierra y para la coordinación con otros medios aéreos.

“El avión hidrante y el observador se encuentran en La Puntilla para cubrir la zona del Piedemonte y el Este de Mendoza. El helicóptero, en tanto, está en la base de Monte Comán. Y estos medios aéreos están disponibles para cubrir todo el territorio provincial.”, concluyó Ferraris.

La Ley Provincial y las multas

En caso de detectar a alguien infringiendo la Ley Provincial 6.099, las multas del Gobierno ascienden a 1.200.000 pesos. Es la Dirección de Recursos Naturales Renovables quien determina la multa a aplicarse, de acuerdo a la gravedad de la infracción. Y, para establecerla, se tienen en cuenta los peligros y daños potenciales a la seguridad física de otras personas, las consecuencias que haya causado al ambiente o a la propiedad de terceros, los antecedentes de infracciones ya cometidos y cualquier otra circunstancia relevante para la aplicación.

Incendio en El Carrizal, Mendoza

“Cada vez que se inicia un incendio forestal, se pone en juego la biodiversidad y el patrimonio ambiental de Mendoza, entre otras cosas. Una de las razones por las que estos siniestros se generan es por el uso ilegal de fuego para comer asados en zonas no permitidas, la limpieza de acequias, canales y lotes. El uso del fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la Ley provincial 6.099″, destacaron desde Recursos Naturales.

Además, desde la repartición recordaron que está prohibida la quema controlada de campos sin la autorización y supervisión del personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego; al tiempo que solicitaron a la población abstenerse de prender fuego -sin importar su fin- en zonas que no están debidamente preparadas. “También se exige a los productores tener debidamente las picadas cortafuego regularizadas en los campos de los cuales son propietarios, ya que de lo contrario serán pasibles de multas o quita de subsidio por no cumplir esta normativa”, advirtieron.

Otras sanciones

Por fuera de la ya mencionada ley, el Código de Contravenciones establece multas entre 7.600 y 47.500 pesos o arresto de 8 a 50 días para aquellos que, sin causar un incendio, “encendieran fuego en zona urbana o rural, en los caminos y en zonas de esparcimiento (públicas o privadas), en calles, acequias, puentes, banquinas o basurales, sea quemando hojas, ramas, madera, basura o cualquier otro material susceptible de ser incinerado, sin observar las precauciones necesarias para evitar su propagación”. Incluso, el Código Penal prevé entre tres y 20 años de prisión, también dependiendo de los daños ocasionados por incendios.

“Está totalmente prohibido el uso de fuego para la quema de pastizales, de basura acumulada, la limpieza de lotes, la quema de fincas abandonadas, la preparación de suelos para cultivos, la limpieza de banquinas, acequias y canales, las quemas clandestinas de campos incultos y quema de remanentes de siembra”, destacaron.

Para denunciar estos episodios, las vías son la web de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial (www.mendoza.gov.ar/ambiente) o llamando por teléfono al 4252090 o al 4257065, de lunes a viernes y de 8 a 13. También puede denunciarse llamando al 911.