Desde la Subsecretaría de Desarrollo Social informaron que desde mayo se está desarrollando un censo de personas que viven en situación de calle en el Gran Mendoza y que también se están reforzando los operativos para brindar alojamiento a estos mendocinos que viven en la vía pública.

//Mirá también: Se le rompió su herramienta de trabajo y hará un show virtual para juntar el dinero

Actualmente, en el área metropolitana hay entre 130 y 140 mendocinos/as viviendo en estas condiciones. En la provincia hay tres albergues que, juntos, pueden brindar refugio a 300 personas que lo necesiten, además, la subsecretaría que comanda Alejandro Verón pone a disposición otros edificios públicos para ampliar la cantidad de camas en caso de ser necesario.

Los operativos para brindar ayuda a estas personas en situación de calle se ponen en marcha en el mes de mayo y se intensifican cuando el frío comienza a ser más duro. Desde el Gobierno de Mendoza se decidió realizar un censo por las calles de Mendoza para conocer a las personas que no tienen un hogar para pasar sus días y sus noches.

El subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, explicó a Sitio Andino que “Estamos haciendo un censo de personas en situación de calle en el Gran Mendoza. Comenzamos en mayo y desde allí, venimos cargando los datos, esperamos tenerlo listo en los primeros días de julio. La idea era tenerlo terminado poco antes de que comience el invierno pero estamos a punto de concluirlo”.

“Es para tener un número exacto con georreferenciación y carga de datos nominales si es posible (las personas no están obligadas a suministrar sus datos personales). El objetivo es tener una foto clara de la situación de calle que tenemos más aún luego de esta ventaja que nos dio el 2020 de trabajar de manera continua y que nos sirvió mucho para el abordaje”, agregó.

//Mirá también: Un matrimonio y 5 hijos quedaron en la calle luego de un incendio en Corralitos: Cómo ayudar

El funcionario explicó la metodología del operativo que desarrolla la subsecretaría, a través de la Dirección de Contingencias. “Cuando se aborda una persona se labra un acta, allí se toman sus datos personas y se le da la opción de ir o no a un albergue ya que no es obligatorio que ingresen”, señaló.

“Allí se desprende otra serie de datos como edad, género con el que se autopercibe, si tiene red familiar en la provincia, si es de Mendoza o no, si es mayor de edad, si padece alguna enfermedad. Es armar una pequeña guía para saber cómo es la persona que está enfrente para buscar la mejor estrategia para asistirla. Luego, cargamos esos datos con un sistema que tiene la provincia en el que con el número de DNI podemos conocer la historia social en cuanto al abordaje en distintas instituciones”, detalló finalmente el funcionario.