En 2003, en lo que fueron las primeras elecciones presidenciales en el país posteriores al estallido social, político y económico de 2001, el ex gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá fue uno de los candidatos. Y aunque sus números generales estuvieron muy alejados del de los que obtuvieron más votos (Carlos Menem y Néstor Kirchner, quienes deberían haber ido a un ballotage, aunque el primero de ellos se bajó), hubo un dato llamativo: Rodríguez Saá fue el candidato más votado en Cuyo.

//Mirá también: Elecciones en Mendoza: el Partido Verde, punto de encuentro de un ex peronista y los enojados con Ramón.

Más allá de que luego los hermanos puntanos (Adolfo y Alberto Rodríguez Saá) se separaron y cada uno inició su tramo en el peronismo no kircherista ni del Frente de Todos, el apellido Rodríguez Saá sigue siendo de referencia en San Luis (donde actualmente gobierna Alberto). Y de la mano de Compromiso Federal, la línea de Rodríguez Saá busca volver a tener peso en Mendoza.

El médico Enrique Riquelme ya comenzó con su campaña en las redes sociales, y es casi un hecho que será el representante Compromiso Federal en Mendoza.Gentileza

Por esto mismo es que el mencionado partido Compromiso Federal será otra de las fuerzas que intente obtener los votos suficiente en las PASO del 12 de septiembre para seguir en carrera por una banca en el Congreso de la Nación en las elecciones legislativas 2021.

A nivel nacional, además de Alberto Rodríguez Saá, hay otros nombres del peronismo disidente –en relación al Gobierno- que intentan pisar fuerte en este espacio y ganar bancas en el Congreso. Entre ellos está Gabriel Mariotto, ex vicegobernador de Buenos Aires durante la gobernación de Daniel Scioli. Mientras que en Mendoza, la figura que se encolumna detrás de este movimiento es el médico Enrique Riquelme.

En Mendoza, Compromiso Federal apunta a lo mismo que apuntan los otros frentes que van por fuera de Cambia Mendoza y el Frente de Todos: posicionarse como la tercera fuerza, una alternativa para quienes no comulgan ni se sienten identificados con el Gobierno provincial ni con el nacional.

“La pandemia caló hondo en la consciencia mendocina, ha surgido una nueva expectativa, una nueva demanda social, donde el protagonista ya no es el candidato sino que la expectativa que subyace en el electorado es la salud, la economía y la justicia”, detallaron desde Compromiso Federal en el comunicado de prensa donde oficializaron que participarán de las PASO como fuerza política.

Además, resaltaron que “el Partido Justicialista se vació de peronistas y no nos representan”.

Su propio frente

Compromiso Federal participará de las PASO integrando un frente propio con los partidos Laborista, Unión por Mendoza, Principios y Valores, Tres Banderas, Valores por mi País y Cruzada Renovadora.

//Mirá también: Elecciones en Mendoza: el histórico ruralista que busca llegar al Congreso por el peronismo no kirchnerista.

“Estamos tranquilos porque sabemos de nuestro trabajo territorial en cada uno de los departamentos y con dirigentes de base muy importantes en cada distrito. Tenemos proyectos muy importantes para el bien de todos los mendocinos. Para nosotros el candidato es el proyecto de provincia que tenemos y expondremos en campaña”, concluyeron desde el espacio en el mismo comunicado.