A partir de este domingo se aleja el calor extremo y vuelven las tormentas a Mendoza.

Para lo que resta del día el pronóstico de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas anuncia que será una jornada “calurosa con nubosidad variable y tormentas aisladas, vientos moderados del sudeste”.

La mínima será de 21°, mientras que la máxima alcanzará los 33°.

Sin embargo, las precipitaciones marcarán la despedida de las altas temperaturas.

Desde el lunes desciende considerablemente la temperatura, el cielo estará nuboso y continúan las tormentas aisladas. La máxima rondará los 23°.

El martes será un día con el cielo parcialmente nublado con poco cambio de la temperatura y precipitaciones aisladas, vientos leves del este. Máxima de 24° y una mínima de 19°.