Hace 5 años, la organización social Tupac Amaru comenzó la construcción de 265 viviendas en el departamento de Lavalle. Frente a la investigación judicial que se inicio por estafa y manejo indebido de fondos públicos, esa obra se vio paralizada.

Hoy, el actual intendente de Lavalle - Roberto Righi - se encuentra gestionando para que esa construcción se pueda reanudar y el sueño de 256 familias se pueda cumplir. Se trata de un trabajo en conjunto de Righi y el Instituto Provincial de Vivienda en inquirir los fondos necesarios para completar las casas. Se estima que se necesitan $600 millones para terminar la construcción.

En función a ese objetivo, este miércoles el intendente peronista se reunió en Buenos Aires con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. Luego del encuentro, Righi aseguró que desde Nación se comprometieron para ayudar la situación.

Además, el jefe comunal de Lavalle sostuvo que no solamente buscaron fondos para la obra frenada de Tupac Amaru, sino también insumos para trabajos de urbanización dentro del departamento. Fuente Los Andes.