En Mendoza, cuando de calor se trata, nunca falla el infaltable: “Si así estamos en noviembre, ¡no quiero ni imaginarme lo que va a ser enero!”. Y el verano que se nos viene no va a ser la excepción. Y es que el Servicio Meteorológico Nacional dio a conocer recientemente son Pronóstico Climático Trimestral, con la información básica relacionada a lo que se espera en todas las regiones del país durante los meses de diciembre, enero y febrero.

En ese sentido, en lo que tiene que ver puntualmente con Mendoza, las previsiones evidencian que no se espera un verano muy distinto al de todos los años; por lo que -si se tienen en cuenta los valores medios- la realidad es que el próximo trimestre será caluroso y sofocante en la provincia.

Las máximas rondarán entre los 30° y 34° durante todo el verano. Al ser un promedio, pueden llegar incluso a ser más alta. Foto: José Gutierrez / Los Andes. Foto: José Gutierrez

Verano en Mendoza: temperaturas

De acuerdo al informe del SMN y a los mapas detallados con los datos más relevantes, en prácticamente todo el territorio mendocino se espera un trimestre “normal”, lo que significa que es muy probable que las temperaturas medias sean las mismas registradas durante los últimos años en Mendoza. Esto significa que se espera que la temperatura máxima promedio rondará entre los 30° y los 34°.

“En cuanto a temperatura, en Mendoza se esperan condiciones normales. Es decir, que en promedio se encuentren en los valores cercanos a los mapas históricos”, destacó la meteoróloga del SMN, Cindy Fernández a Vía Mendoza.

Se espera un verano con temperaturas cercanas al promedio histórico de esa estación en Mendoza. Foto: Captura Web SMN

En lo que tiene que ver con las mínimas, en tanto, también rondarán los valores históricos. Si se analizan los mapas publicados por el SMN con los promedios, se observa que se espera que en el próximo trimestre la mínima media ronde entre los 18° y 20°.

A nivel país, en tanto, esta situación de normalidad se espera que se mantenga en gran parte del territorio argentino. Es decir, que no se espera un verano ni más caluroso ni más fresco que los anteriores en el Norte, Noroeste, Cuyo y en el extremo sur de la Patagonia. No obstante, hay excepciones. Y estas son la Patagonia central y la región de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe y Entre Ríos, donde se espera que la temperatura media sea superior a lo normal a lo largo del verano.

Mientras que en un término medio se encuentran Córdoba y parte de la Mesopotamia, donde se espera que sea un intermedio entre normal o levemente superior a lo normal.

En cuanto a las lluvias, no hay consenso para el verano, por lo que hay 33,3% de probabilidades de que precipite más, menos o igual, en idéntica proporción. Foto: Captura Web SMN

Lluvia de verano

En cuanto a las precipitaciones, para lo que es Mendoza no se ha logrado establecer si serán iguales, más o menos que en otros veranos.

“Al no haber consenso, se ha identificado de blanco en el mapa. Esto quiere decir que no hay ninguna categoría que tenga mayor chances de ocurrir, por lo que hay 33,3% de probabilidades que sea inferior, 33,3% de que sean normales y 33,3% de que sean superiores. Por eso no hay pronóstico de esa variable”, se explayó la especialista.

Lo llamativo es que en ninguna región argentina -al menos en las que se pudo consensuar un pronóstico- se espera que se registren más precipitaciones de lo normal. Incluso, en Buenos Aires y Entre Ríos se espera que sean entre normal e inferior a lo normal y directamente inferior a lo normal.