En un operativo conjunto entre la Policía mendocina y jujeña lograron la captura en La Quiaca de un hombre de 46 años que estuvo prófugo durante más de dos años luego de una denucnia por reiterados abusos sexuales. La víctima era su hijastra.

El arresto de Javier P se realizó el miércoles pasado y ayer la comisión policial arribó a Mendoza con el detenido y lo alojaron en la Comisaría 3.

La denuncia contra el violador es de 2018. Su hijastra aseguró que sufría abusos, vejaciones, violencia psicológica y sexual, cuando era menor de edad y que se repitieron a lo largo de los años mientras vivían en la casa en Guaymallén.

Por entonces la Policía realizó distintos allanamientos pero lograron dar con el abusador.

Durante la búsqueda, los investigadores lo rastrearon hasta Bolivia y en los últimos días recibieron el dato que el hombre cruzaría la frontera para regresar a Argentina.

Con la información de su regreso al territorio nacional, una comisión especial de tres efectivos viajó a Jujuy y montaron un operativo junto a las fuerzas locales con el objetivo de lograr la captura del violador, la que terminó concretándose en la terminal de ómnibus de La Quiaca.

El hombre está detenido en la comisaría capitalina y quedó a disposición de la fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual.