Se pronostica altas temperaturas en Mendoza: cuidados para evitar el golpe de calor

Alerta por una Ola de calor en Mendoza: recomendaciones para los grupos de riesgo
Alerta por una Ola de calor en Mendoza: recomendaciones para los grupos de riesgo

En estos días la ola de calor se está haciendo sentir cada vez más. Desde Defensa Civil recomiendan beber abundante agua durante todo el día, permanecer en lugares frescos y evitar el ejercicio físico en horas de sol intenso.

En el mes de enero las temperaturas en Mendoza superan casi siempre los 30 grados, pero en esta semana subirán y se espera tener jornadas de hasta 38 grados de máxima. Ante las altas temperaturas que se darán este jueves y los siguientes días se aconseja algunos cuidados para evitar malestares físicos.

Las personas que mayor cuidado deben tener son los mayores de 65 años y los niños. Se recomienda que tomen abundante agua, permanezcan en un lugar fresco y usen ropa suelta, en lo posible de colores claros.

También deben extremar los cuidados las personas con enfermedades respiratorias o cardiacas que tengan un grado crónico, aquellas que padezcan hipertensión arterial, diabetes u obesidad.

Es importante evitar en los días de calor las bebidas alcohólicas (contribuyen a la deshidratación) y las bebidas muy dulces o infusiones muy calientes. Si es necesario salir a la calle o exponerse directo al sol es primordial que usen ropa suelta de colores claros y materiales livianos, como el algodón. También deben usar gorra o sombrero y protector solar.

Recomendacioens del Gobierno de Mendoza y Defensa Civil para prevenir un golpe de calor.
Recomendacioens del Gobierno de Mendoza y Defensa Civil para prevenir un golpe de calor. Foto: Prensa G

Síntomas del golpe de calor

De no tomar las precauciones, los síntomas o malestares más frecuentes son:

  • Cefalea o dolor de cabeza.
  • Cansancio o decaimiento.
  • Debilidad.
  • Naúseas o vómitos.
  • Sudoración excesiva.
  • Fibre.
  • Mareos.
  • En niños, llanto inconsolable y piel irritada por el sudor en cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y zona del pañal.

Recomendaciones para los grupos de riesgo

Niños lactantes o pequeños:

  • Dar con mayor frecuencia el pecho.
  • Hacer que tomen agua fresca.
  • No exponerlos directos al sol entre las 10 de la mañana y las 16 horas.
  • Mantenerlos en lugares frescos o con ventilación.
  • Bañarlos o mojarles el cuerpo con agua fresca para bajar la temperatura corporal.

Personas mayores de 65 o con enfermedades crónicas:

  • Tomar abundante líquido, al menos dos litros diarios y que sea con frecuencia, aun cuando no se sienta sed.
  • Evitar salir a la calle en horas calurosas del día.
  • En caso de salir usar ropa adecuada, liviana, protección solar y sombrero.
  • Ducharse a diario o resfrecarse con paños húmedos.
  • Tener una buena alimentación con un aumento en la cantidad de consumo de frutas y verduras frescas.
  • No saltearse ninguna de las cuatro comidas del día.
  • Evitar el alcohol, bebidas con cafeína o comidas calientes o muy calóricas.
  • En el caso de presentar malestar por el calor, pedir ayuda a alguien cercano o llamar a urgencias si se presentan mayores síntomas.

Temas Relacionados