Barras de Independiente Rivadavia amenazaron al plantel y dirigentes de regreso a Mendoza luego de la derrota 2-1 ante Atlético Rafaela, por la Primera Nacional.

//Mirá también: Darío Alaniz dejó la dirección técnica de Huracán Las Heras

El plantel arribó en horas de la mañana de este lunes mediante un ómnibus que estaba custodiado por tres patrulleros policiales. Al llegar al club del Parque, el técnico Gabriel Gómez, fue el primero en descender y dejar el lugar. Luego, el presidente Carlos Castro remarcó: “El técnico me comunicó que no quiere seguir”, dijo a Nihuil.

Carlos Castro presidente de Independiente Rivadavia.Prensa Independiente Rivadavia (CUSTOM_CREDIT)

En tanto mañana martes, el plantel debe regresar a la práctica, pero nada se sabe si se cumplirá. Además, todo están en alerta en relación a la reunión que esta noche tendrá la comisión directiva, donde analizarán cada uno de los hechos y los pasos a seguir, donde está en juego la continuidad del presidente Carlos Castro y de Pablo López vicepresidente quien fue el más agredido. El alejamiento del técnico Gómez y la seguridad en general.

//Mirá también: San Martín de Tucumán derrotó 2-0 a Deportivo Maipú por la Primera Nacional

El técnico Gabriel Gómez presentó la renuncia.  Orlando Pelichotti / Los Andes

El jugador Luciano Sánchez fue quien intercedió en las agresiones de los barras dentro del micro y a quien golpearon, como a otros dirigentes. “Se paró un automóvil en plena ruta, subieron al micro donde viajábamos y comenzaron a amenazarnos”, reconoció el jugador de la Lepra al llegar al club.

Además, lo barras de la Lepra, quienes abordaron el micro en la ruta 34 y se disponía a tomar la 19 para dejar Santa Fe y viajar hacia Córdoba, dentro del ómnibus intentaron robar indumentaria.

Momentos de tensión en Independiente Rivadavia.redes sociales
Comunicado Liga Mendocina de Fútbol.LMF